Opinión

Sony convence llevando el E3 a su terreno