Yo lo quiero en físico

Yo lo quiero en físico

Si algo ha dado que hablar en los últimos tiempos es la eterna disputa entre los videojuegos físicos y los digitales. Tanto en consolas como en PC el formato digital ha empezado a cobrar importancia en la recientemente terminada generación y por supuesto continúa hoy en día con una visión de futuro muy amplia. Digo esto último porque cada cierto tiempo podemos ver nuevas declaraciones de pesos pesados en la industria que vaticinan el fin del formato físico en los juegos para dar paso en exclusiva al digital. ¿Gusta esto entre los consumidores? A pocos.

Creo que todos tenemos claro que el formato digital tiene sus diferencias si hablamos de consolas o bien si lo hacemos de PC. En consolas el formato digital viene marcado por las tres principales compañías productoras de hardware -Nintendo, Sony y Microsoft- y sus respectivas tiendas virtuales: eShop, Playstation Store, Market Xbox Live. En PC sin embargo nos encontramos con la más que famosa plataforma Steam y otras como Origin o Uplay. Sin, por supuesto, olvidarnos de las tiendas que nos venden claves de producto activables en plataformas como las antes mencionadas.eShop-frikarte-e1354901337804

Vayamos primero con las consolas. ¿Qué ventajas supone comprar juegos digitales? Se ahorra espacio físico, comodidad al cambiar de juego y… realmente poco más. Como desventaja tenemos que los precios a pesar de sí haber ofertas -cada tienda con su propia política- no apreciamos un ahorro realmente significativo respecto a la compra del juego en físico. El comprar digital en consolas sería mucho más atractivo si hubiese una diferencia de precio que de verdad invite a ello porque si cuestan lo mismo y tenemos que elegir la elección en casi todos los casos es clara. Añadimos el hecho de que en casos como la eShop hay temor a quedarse sin tus juegos si la consola se estropea.

2414516-5066029534-SteamEn PC nos encontramos con una ventaja muy importante: el precio. Plataformas como Steam ofrecen juegos a unos precios a veces increíblemente buenos que han hecho que practicamente cualquier usuario de PC -entiéndase para jugar- se ha pasado al formato digital. Sólo hay que ver la expectación que se genera ante las típicas rebajas estacionales. Además las tiendas de claves de productos también ofrecen juegos a precios a veces de risa.

Al margen del PC y aunque en consolas el mercado digital está en crecimiento el formato físico sigue siendo rey. Esto se debe a diversas causas como es la existencia de coleccionistas que aman tener sus estanterías repletas de juegos bien por poder admirar sus adquisiciones o por simple capricho. También muchas personas aun no confían en el hecho de comprar por internet -a veces con razón- y dar sus datos bancarios a la ligera. ¿Verdad que todos hemos oído alguna vez eso de “me parece más seguro tenerlo en mano” o “prefiero pagarlo en físico, por internet no me fío” o similares? Para estas personas las compañías tuvieron la útil idea de poner a la venta tarjetas de”saldo” para las distintas tiendas virtuales que adquirimos en casi cualquier establecimiento que vende videojuegos.

No creo que en el futuro en las consolas veamos nunca este festival de precios que sí ocurre en PC. Es muy probable que vayamos de cabeza a ese futuro del que hablan algunos jefes del mundillo en el que el formato digital desaparecerá como lo conocemos hoy en día. ¿Por qué digo como hoy en día? Imaginad por un momento que el formato digital, y con ello me refiero a discos y cartuchos, desaparece para dar paso al software en exclusiva descargable; pero con la opción de que los amantes de tener en manos una caja para su colección puedan ir a su tienda habitual de videojuegos y comprarlo y que el interior de ésta contenga un código de descarga de dicho software.

Habrá quien esté en contra de esta opción y es comprensible que vayan a seguir prefiriendo tener el juego en físico pero como mal menor me parece una opción. Tengamos en cuenta que las compañías buscan siempre el máximo beneficio y si esto les supone un ahorro buscaran la forma de llevarlo a cabo. Nada que no podamos arreglar los consumidores por nuestra propia mano si nos sentimos engañados.

Puestos a elegir esperemos que el tradicional formato físico no abandone nunca los videojuegos ya que no tiene por qué suponer un lastre para el avance del mercado digital y si podemos estar todos contentos mucho mejor que solo unos pocos. ¿Os imagináis quitarle el formato físico a los japoneses? Simplemente no.

Texto por David Nieto

Artículo relacionado