Análisis: Natural Soccer

Análisis: Natural Soccer

Muchos recordaréis aquella frase que dejó para el recuerdo Vujadin Boškov, el ex futbolista internacional con la selección yugoslava y que posteriormente emprendió su carrera como entrenador, lo que le llevó a diversos banquillos de nuestro país como los del Real Sporting de Gijón o el Real Madrid Club de Fútbol, entre otros. Dicha frase se podría aplicar a este juego, porque, pese al estilo minimalista y directo que propone Natural Soccer, esto es fútbol.

En los tiempos que corren resulta prácticamente imposible hacer incursión en el panorama futbolero debido a que, al igual que en la vida real, siempre hay varios tiburones en la pecera que se comen a los demás. Es evidente que, hoy por hoy, jugar en la misma liga que FIFA (EA Sorts, 1994-2015) y Pro Evolution Soccer (Konami, 2001-2015) es algo imposible para los más modestos pero, ¿por qué jugar en la misma liga si se puede jugar en otra diferente? De la mano de Thorsten Schleinzer nos llega Natural Soccer, un título de fútbol totalmente alejado de la complejidad y posibilidades de los simuladores del deporte rey. A primera instancia, lo primero que se me vino a la cabeza al tiempo en que el colegiado hizo sonar el pitido inicial fue el mítico World Cup Italia ’90 (SEGA, 1990). Tanto la vista cenital como el aspecto visual -aunque más actual- me han recordado muchísimo al mítico juego de SEGA con el que empecé a hacer mis pinitos en los juegos de fútbol. De hecho, tanto el trascurrir de los partidos como la jugabilidad recuerdan mucho a este juego en la primera toma de contacto.

http://www.androidha.com/wp-content/uploads/2014/06/Natural-Soccer1.jpg

Natural Soccer nos propone partidos directos en los que la táctica, planteamientos y estrategias brillan por su ausencia en favor de un constante toma y daca en el que lo único que importa es, al fin y al cabo, lo mismo que en los partidos de la vida real: el que marque más goles gana. Su fútbol está tan simplificado que apenas hacemos uso de la cruceta direccional/stick analógico para movernos y de los botones que asignemos para pasar el balón, chutar a portería, enviar balones aéreos y deslizarnos en un tackling defensivo. No hay opción de que nuestros jugadores hagan paredes, ningún tipo de regate y, algo más llamativo, ni siquiera podemos hacer que esprinten para desbordar a las defensas rivales, por lo que todo se resume a intentar combinar pases hasta encontrar una posición favorable para disparar a gol. La fórmula es muy sencilla y funciona, pero lo cierto es que le sentaría genial un poco más de complejidad y que ofreciese una mayor variedad de acciones porque, pese a que logra cumplir lo que promete, al cabo de varios partidos se antoja demasiado previsible y bastante plano, lo que hace que se torne repetitivo pese a ser un juego de fútbol. El simple hecho de poder esprintar y poder combinar mediante a las tan efectivas paredes hubiese hecho que nuestros partidos fuesen muchos más emocionantes e impredecibles.

http://a3.mzstatic.com/us/r30/Purple4/v4/a5/a1/c5/a5a1c5a3-a4ea-9a9a-18e6-52148e9e2286/screen480x480.jpeg

En cuanto a modos de juego apenas disponemos de los clásicos partidos amistosos y ligas. En los partidos amistosos podemos disputar partidos rápidos tanto contra la CPU como con otros jugadores, aunque sólo mediante juego local, algo que resulta difícil de comprender debido a que el gran aliciente de los videjuegos de fútbol hoy en día radica en la posibilidad de medir fuerzas contra otros jugadores en línea y que, como es obvio, prolongan casi hasta el infinito la experiencia. En cuanto a los partidos contra la CPU, podemos escoger entre diversos niveles de dificultad y es totalmente recomendable empezar por los más bajos para ir cogiéndole el punto al ritmo de los partidos puesto que la CPU es implacable en el nivel más exigente gracias a una precisión casi absoluta y un ritmo endemoniado que hacen que prácticamente todas sus jugadas ofensivas desemboquen en una situación muy peligrosa para nuestros intereses. También podemos ajustar la velocidad de los partidos, aunque siempre se desarrollarán a un ritmo bastante elevado en el que pestañear nos costará siempre un gol en contra. Lo cierto es que jugar contra la CPU no se antoja precisamente divertido si tenemos en cuenta que la curva de dificultad es prácticamente inexistente; si jugamos en niveles bajos lo dominaremos en cuestión de minutos y ganaremos todos los partidos, mientras que si lo hacemos en los niveles más exigentes la CPU se encargará de amargarnos la existencia, lo que se hace prácticamente inevitable por culpa del escaso número de variantes se suceden en los partidos.

Lo primero que uno hace cuando se pone a los mandos de un juego de fútbol es buscar a su equipo favorito, ¿verdad?, pues no es del todo posible. Natural Soccer no cuenta con licencias reales aunque resulta fácil asociar los nombres de sus equipos con los clubes reales. Seguro que este detalle trae buenos recuerdos a más de uno si echamos la vista unos años atrás – y no tan atrás – y recordamos a la saga Pro Evolution Soccer, en la que los nombres eran “falsos” pero sabíamos a quién correspondían. Los jugadores, como era de esperar, tampoco son reales. Lo que sí me ha sorprendido para bien es que en algunos países podemos seleccionar las segundas divisiones, lo que en la suma hace que tengamos muchos equipos para elegir. En lo que concierte al apartado gráfico poco, muy poco que decir puesto que el aspecto que presenta el juego es muy simple y con un vistazo ya lo hemos visto todo. Algo esperable puesto que Natural Soccer es un juego nacido originalmente en dispositivos móviles, aunque también ha llegado a PC gracias a Steam hace apenas un mes.

Concluyendo, estamos ante un título con las ideas claras, pero que tal vez no sean las más adecuadas para ofrecer un título de fútbol directo y sin mayor complicación. La carencia de modo online, así como la poca variedad de acciones que podemos emplear en el terreno de juego hacen que estemos ante un título que más que divertir, lo que logra es que recordemos tiempos mejores en los que juegos de corte similar ya ofrecían una experiencia más adictiva hace más de 20 años. La diversión es algo muy subjetivo y siempre es complicado valorarla puesto que, al igual que en otros ámbitos como la música o el cine, cada persona la entiende a su manera, y en la mía, Natural Soccer sólo es divertido durante los primeros 15 minutos y se hace notar por lo que no tiene más que por lo que ofrece.

Artículo relacionado

REVIEW MK116

REVIEW MK116

Mars Gaming MK116 review por GamerEnfurecido Un teclado de relación calidad/precio excelentes Bienvenidos a nueva…