Impresiones de Alien Isolation

Alien ha tenido en su haber una gran cantidad de títulos. Algunos han sido buenos, pero otros han pecado de ser un completo y total desastre, como nuestro compañero David Galán nos presentó en su completo repaso a la trayectoria en los videojuegos. La mayoría de empresas se empeñaban en presentarnos los juegos de esta saga como unos FPS frenéticos donde los aliens eran patos de feria que te atacaban en oleadas. Por ejemplo, en el juego Alien vs Predator de Rebellion Software podemos controlar al humano en su campaña. En bastantes partes nos enfrentaremos a los xenomorfos de forma incansable, pero no son ningún problema realmente (incluso había un modo de oleadas para aguantar todo lo posible). Esto puede ser divertido, por supuesto que sí; pero si analizamos lo que es de verdad un alien y sus características, nos damos cuenta de que esta criatura es extremadamente superior a un humano normal. Por suerte, parece ser que Alien Isolation será una gran entrega para los juegos de terror donde nuestra mejor arma es el sigilo y la astucia. Preparaos para un tenebroso viaje en las entrañas de la estación espacial Sebastopol, donde tendremos que poner a prueba tanto nuestra templanza como nuestra habilidad de jugadores del género de terror.

En Alien Isolation, controlaremos a Amanda Ripley, hija de la famosa teniente Ellen Ripley, protagonista de varias películas de Alien. La acción sucede 15 años después de los sucesos de Alien: El octavo pasajero, y estaremos a bordo de la nave espacial Sebastopol, donde Amanda trata de buscar pistas del paradero de su madre. Esta busqueda se trunca al encontrar a la causa de la desaparición de Ellen: el Xenomorfo.

Una vez planteada la historia, toca probar en nuestras carnes el terror que se siente al saber que una criatura mucho más mortal que cualquier ser humano en cuerpo a cuerpo, con sentidos desarrollados para la caza y sin el más mínimo ápice de piedad, viene a por nosotros. Lo único que podremos hacer para sobrevivir al encontrarnos con este ser es escondernos y distraerle como nos sea posible para llegar a nuestro objetivo. Para ello, tenemos a nuestra disposición varios artilugios que podremos construir con componentes que encontremos por la nave. Por ejemplo, podemos lanzar una máquina que distraiga al alien con el ruido que produce.

XONE_ONLINE_PREVIEW_SCREEN005_1407504312-600x337

Pero, sin duda alguna, lo que más utilizaremos es el famoso sensor de movimiento. Este sensor, a pesar de que lo querremos como si fuese nuestro hijo, es un arma de doble filo, ya que sus constantes pitidos al activarlo pueden advertir al xenomorfo de nuestra presencia, así que hay que usarlo de forma sabia. La verdad es que este detalle me ha sorprendido bastante. No solo nos tenemos que preocupar del dónde está la criatura, sino que también tenemos que estar muy atentos de la distancia en la que se encuentra (a no ser que queramos ser comida de alien). En cualquier caso, me parece que este objeto es una gran forma de equilibrar algo tan desmesurado como es tener un radar que te indica la posición exacta del enemigo, así que se convierte en un gran punto a favor. Aunque también es capaz de ponerte histérico, ya que observar como la criatura se acerca cada vez más y tener que apagarlo, quedándonos así a ciegas, es una sensación bastante estresante.

Siguiendo con el tema del terror, hay un punto importante que cualquier título de miedo debe tener desarrollado y pulido: los sonidos. Esta asignatura, en la cual cualquier juego de Silent Hill tiene matrícula de honor, es algo demasiado importante como para no prepararlo hasta la saciedad. En Alien: Isolation, cada sonido cuenta, porque la criatura nos oirá en cuanto demos un paso en falso. Si te tropiezas con algo tirado en el suelo, probablemente lo escuchará y vaya a comprobar qué es, con lo cual tendremos que vigilar bastante bien nuestros pasos. Por suerte, nuestro enemigo al moverse hace bastante ruido, lo que nos ayuda a saber que distancia está más o menos, pero no deberíamos de confiarnos simplemente por ese detalle, porque es extremadamente rápido, y si corremos seguramente nos escuchará y nos mate de forma rápida y dolorosa. Además, nuestro enemigo está increíblemente bien conseguido en lo que a ruidos se refiere. Su respiración, su forma de moverse cuando sospecha que estamos cerca, su cuerpo reptando por el suelo… Sin duda alguna, me parece que han desarrollado de forma correcta este punto.

Por últimorelataré un detalle que me sorprendió bastante: entre las maniobras de sigilo a nuestra disposición, está la posibilidad de meternos dentro de armarios o taquillas. Al entrar en un pequeño armario en mitad de un pasillo, el alien pasó andando cerca de ahí, pero de repente se paró y dió media vuelta. Empezó a rondar cada vez más el cubículo donde yo estaba escondido, hasta que comenzó a mirar por las rendijas. Al ver esto, comencé a moverme dentro para evitar su rostro y que no me encontrase y, acto seguido, se marchó. Pero volvió, arranco de cuajo la puerta del armario y me mató. Todo esto con una música tétrica y oscura que me hacía sentir como si yo mismo estuviese atrapado en ese habitáculo. Sin duda alguna, fue una experiencia tremendamente tensa y que me cogió por sorpresa.

ewscreen0041407504309-600x337

Antes he mencionado un tema que aún no he desarrollado y que en parte está relacionado con el sonido: la música. La música es extraña. Parece estar sacada de la primera película de Alien, llena de sonidos fuertes y piezas que te dejan en tensión, pero a veces lo que oímos no es acorde con los sucesos que ocurren en ese momento. Por ejemplo, en ocasiones, al encontrarte con la criatura y ésta verte, la música te deja bien claro que tienes que huir porque vas a morir, pero en otras, la música simplemente para y tienes una sensación de paz que te lleva a pensar que todo ha acabado y que puedes volver a intentarlo (lo cual, en mi opinión, es lo último que debe de hacer la música en un título de terror). Si bien es cierto que está bien situada, muchas veces no se adecúa a la situación en la que estás, lo cual te deja un poco desconcertado y te saca de la situación. Esperemos que en el producto final esto se haya subsanado.

Después de plantear la historia, los sonidos y la música, quiero hablar sobre ciertos detalles que me están encantando de Alien: Isolation. Por ejemplo, la mentalidad de los personajes que nos encontremos y la ambientación de los escenarios. Las personas que veamos son supervivientes, igual que nosotros; lo que hace que probablemente miren por su seguridad. Esto significa que eres un competidor en lo que a recursos se refiere, y no te darán nada gratis. Sin duda alguna, es una parte bastante realista que me gustaría resaltar, ya que puede haber compañerismo entre ciertas personas, pero no cundirá la generosidad. Este detalle oscuro va a juego con los escenarios, tremendamente tenebrosos y siniestros. La estación está destrozada a causa del ataque del xenomorfo, y hay cadáveres por todas partes. Las máquinas no funcionan del todo y esto hace que las puertas puedan estar cerradas, que ciertos conductos de ventilación sean inaccesibles y que las luces jamás funcionen. La sensación se intensifica cuando observamos que los archivos que encontremos en los ordenadores -cuyos modelos son de la época de la primera película de Alien: El octavo pasajero hablan de como era el trabajo en la nave y de lo “bien” que estaba todo.

Por otro lado, al ser un FPS, los controles son sencillos, por lo que acostumbrarse a estar en las carnes de Ripley no será nada complicado. No tenemos ningún minimapa, pero sí que disponemos de un plano, el cual se irá llenando a medida que descubramos habitaciones a no ser que encontremos una máquina que rellene más detalladamente el mapa, lo cual consigue que debamos investigar bastante para encontrar recursos, armas y balas. Para ir de forma más segura por los pasillos contamos con conductos de ventilación, rutas alternativas y formas de cerrar puertas de manera indefinida gracias a ciertos paneles que están en algunas habitaciones. Estos paneles son vitales en ciertas partes del juego, porque gracias a ellos podremos tanto distraer al alien como alejarlo de la zona a la que queremos ir. Si bien el juego es complicado al principio debido a las curiosas mecánicas de la criatura, con la práctica aprenderemos a ser todo un superviviente. He de mencionar también que todas las armas que podamos crear, los caminos alternativos y los paneles de energía son formas de afrontar nuestra misión. Son opciones para llegar al destino y a la salvación.

ewscreen0041407504293-600x337

Por último, me gustaría decir que me ha impresionado gratamente este nuevo título de una saga de terror tan clásica como es Alien. Es fresco y detallado, una mezcla de Amnesia y Dead Space, por lo que podría convertirse en el favorito de muchos. Por un lado tenemos la posibilidad de combatir a los humanos y androides de la estación con disparos y bombas, pero todo eso nos será inútil cuando nos encontremos cara a cara con el xenomorfo. Son las dos caras de la misma moneda. En un momento podemos sentirnos como Rambo a la hora de masacrar enemigos de nuestra fuerza, y en otro simplemente somos un ratoncito que trata de ocultarse de una criatura muy superior. No somos un soldado preparado para la guerra, simplemente encarnamos a una muchacha que busca pistas del paradero de su madre, que bien podría estar muerta, ya que tuvo que enfrentarse a un alien idéntico. Si lo hacen de forma correcta podrían escribir un pequeño capítulo más en esta saga tan famosa, pero también podría ir al cajón de los juegos de relleno de Alien. Pienso que todo al que le guste la ciencia ficción o los juegos de terror, tendrá que probar Alien: Isolation sin duda alguna. Esperemos que el resultado final sea tan bueno como esto (o incluso más).

Texto escrito por Borja Suárez.

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…