Impresiones de Hello Neighbor

Impresiones de Hello Neighbor

Terror muy especial

Un vecino con muy malas pulgas

El terror es algo completamente subjetivo. Mientras que un niño puede tenerle terror absoluto a la oscuridad, un adolescente necesitará de estímulos más duros para verse afectado. A una madre puede darle miedo la factura del colegio de sus hijos, a un padre los coches que hay por la calle, y a un viejo la sombra de la muerte. Es algo difícil de explicar, pero imposible de controlar. Si le tienes miedo a algo, poco puedes hacer para remediarlo, hay que aprender a convivir con ello.

Pero hay veces donde el terror proviene de cosas que a primera vista creeríamos que nunca podrían dar miedo. Hello Neighbor es un juego de infiltración y terror, cuya primera escena —y la única que se puede probar en la pre-alpha— se desarrolla íntegramente en una casa con jardín. Lo que lo hace diferente es su estética cartoon, consiguiendo descolocar hasta al jugador más experimentado. No solo la estética no casa con el género, sino que además es muy colorido y bonito a la vista. Esto choca con la visión del mítico survival; esos con callejones oscuros, casas abandonadas y fantasmas que te sorprenden al girar la cámara. Lo que demuestra este título es que cualquier cosa puede llegar a dar miedo, por muy inofensiva o divertida que parezca en un principio.

2- Hello Neighbor

Pero hablemos de lo importante; ¿Hello Neighbor produce miedo o terror? ¿Asusta a pesar de su aspecto poco amenazador? La respuesta es sí, desde luego que sí. Es increíble como con unas pocas habitaciones, varias entradas y una sola persona —un vecino con un aspecto bastante cómico y familiar— pueden inquietar a cualquier jugador, y eso como poco. La música también tiene un papel fundamental, muy conseguida en todo momento, destacando el momento en el que tu adorable vecino te ve. Los pelos del cuerpo entero se me erizan al recordar la melodía, sabiendo que el «enemigo» te persigue de cerca.

El juego empieza con nuestro personaje en su propia casa, de la que sale inmediatamente para ir a la de su vecino. Por alguna razón, no somos bienvenidos allí, pero por otra razón aún más extraña, debemos entrar en su sótano. Para completar nuestra misión debemos buscar diferentes entradas al edificio, ahuyentando o atrayendo al vecino. Y esta es una de las mecánicas más interesantes del juego, donde el vecino aprende de nuestros movimientos. Cada vez que nos atrapa —que lo hará y mucho— tapará la entrada por la que nos hemos colado, o pondrá trampas en algunos de los lugares más visitados, y eso entre otras muchas cosas. Cuanto más juguemos más difícil será entrar en la casa, por lo que reiniciar de vez en cuando es una opción a tener en cuenta. Una vez dentro de la casa, debemos buscar una serie de  objetos necesarios para entrar en el sótano, como una llave, un código, o más. Todo ello forma parte de un gran misterio aún por descubrir.

3- Hello Neighbor

Sin embargo, la experiencia se ve mermada por los variopintos bugs que aparecen de cuando en cuando. El vecino te atrapa a través de paredes, cosa totalmente imperdonable en un juego de este tipo. Gráficamente está muy verde, tanto que dificulta la jugabilidad. Que por ahora sea realmente corto tampoco ayuda mucho. Está claro que tanto los bugs como la duración serán corregidos en momentos más avanzados del desarrollo del título, pero por ahora lastran demasiado la experiencia final. De todas formas, es un título divertido, con un potencial casi ilimitado —diferentes casas, zonas completamente nuevas, nuevas mecánicas— y lo más importante, muy diferente a lo visto hasta ahora en el género.

Para ser una pre-alpha, las bondades de Hello Neighbor han quedado a la vista, y la verdad que no son pocas. Sabiendo que la base es tan buena, es fácil adivinar que con un poco de trabajo se convertirá en un título muy a tener en cuenta. En una época donde los survivals están de capa caída, el más leve soplo de innovación le sienta genial al género. A partir de ahora observaré a mis vecinos más de cerca, no vaya a ser que entren en mi casa para vete tú a saber qué.

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…