Legend of Grimrock II

Legend of Grimrock II

Con sus pegas, Legend of Grimrock fue un juego notable. Pero Almost Human ha conseguido mejorarlo por completo, ampliarlo y convertir su secuela en uno de los títulos indie del año.

Los desarrolladores de Almost Human tenían claro desde el primer momento lo que tenían que hacer para mejorar su primera parte y convertir su ópera prima en el título referente del género. Y vaya si lo han conseguido. Ampliando las horas de juego y los escenarios, añadiendo nuevas mecánicas y mejorando su sistema de combate, transformando a Legend of Grimrock II en uno de los mejores juegos indie de este año.

Al igual que pasó con el anónimo grupo aventurero de la primera parte que fue condenada a pasar el resto de su vida en el monte Grimrock, del cual consiguieron escapar tras mucho sufrimiento y batallas, otros aventureros acaban náufragos en la Isla de Nex tras salvarse del hundimiento del barco en el que estaban siendo trasladados. Tras conseguir escapar y acabar con los primeros monstruos de la isla descubrimos que no somos los únicos seres vivos del lugar, y un ser conocido como el Maestro, nos quiere poner a prueba. Esto supone, como no, desafiar múltiples trampas, acabar con numerosos enemigos y desentrañar los misterios de Nex. ¿Seremos capaces de sobrevivir una vez más?

Argumentalmente, tenemos una historia que mejora un poco la anterior, dándonos un mayor trasfondo a lo que está pasando en Nex que el que teníamos en el monte Grimrock. Además, el hecho de tener una figura omnisciente que podremos ver en algunos lugares durante unos segundos dejándonos misivas donde se comunica con nosotros, hace que el sentimiento de estar siendo observados y puestos a prueba sea mayor que el simple instinto de supervivencia de la primera entrega. Tampoco podemos esperar mucho más de un género como el dungeon crawler, que no es que destaque precisamente por la calidad de sus historias.

3
Aunque al fin consigamos ver la luz del día, no será, ni mucho menos, un lugar más seguro.

En el campo jugable, Legend of Grimrock II mejora y amplia todo aquello que necesitaba el original. De nuevo, nos movemos por una cuadrícula invisible en la que lucharemos, resolveremos puzles e investigaremos nuevos lugares. Una de las novedades que encontraremos será la nueva raza y la incorporación de diferentes clases. Junto a las que ya se encontraban en la primera parte, ahora podremos crear Ratlings, una suerte de kobolds, especialistas en destreza y en cargar peso, con lo cual serán útiles a la hora de llevar todos los objetos que obtengamos en nuestra aventura. Aparte de eso, la inclusión de una mayor variedad de clases –lejos de las tres clásicas Guerrero, Mago y Ladrón- con variaciones de las que ya teníamos, especializándose cada una de ellas en un aspecto en concreto, como por ejemplo, el Bárbaro con la fuerza bruta y la vida, el Caballero en defensa, el Alquimista en crear pociones que nos ayudarán a la hora de lucha y sobrevivir en Nex o el Mago de Batalla, capaz de usar magia y armaduras, siendo la versatilidad su mayor baza.

Esto consigue que la variedad a la hora de crear un grupo sea mucho mayor que en la primera parte, aunque si nos ponemos muy quisquillosos, echamos en falta más razas clásicas en el género, como los enanos o los elfos, pero las razas que hay en el juego son suficientes.  Hecho una vez nuestro equipo, podremos empezar a explorar libremente la isla.

Otra de las mayores novedades es que ya no nos encontramos en los pasillos angostos de la prisión. A pesar de que seguimos explorando pequeñas cuevas, éstas disponen de una mayor variedad que en el original. El hecho de que ahora tengamos una mayor libertad a la hora de explorar y avanzar en el juego –dejando de lado la división por niveles- le añade un gran valor y rejugabilidad al título. La isla se encuentra dividida en varias zonas a las que podremos acceder tras resolver un pequeño puzle, que será una breve introducción a todo lo que nos espera en su interior. En cada una de ellas, tendremos que obtener 4 gemas de poder, escondidas tras diversos acertijos o protegidas por jefes –otra de las novedades- que al llevarlas a un santuario se convertirán en una esencia, de las cuáles necesitaremos cuatro para poder acceder a las zonas finales.

1
Uno de los muchos tipos de puzle que nos encontraremos: mover una piedra hasta los cuadrados naranja.

Los puzles, dicho sea de paso, tendrán un mayor peso en todo el juego, siendo de una mayor dificultad y más frecuentes que en el anterior y, lo más importante, con una gran variedad, teniendo que usar esta vez todos los objetos del entorno donde nos encontramos. Las zonas ocultas también han vuelto, exigiendo que pongamos nuestros sentidos –especialmente el visual- en alerta para encontrar cualquier muesca en la pared o alguna plataforma de peso lejana a la que podamos alcanzar lanzando algún objeto con el que conseguiremos abrir un nuevo camino que nos llevará a una jugosa recompensa, mejorando efectivamente nuestra forma de combate.

Tanto las armas, armaduras, pociones y magias se han visto incrementados en número, haciendo que los cambios frente a la primera entrega sean también visibles a la hora de la lucha. Aparte de espadas, hachas y arcos, también tendremos martillos, dagas, katares, mosquetones, pistolas… Además, la magia ahora se siente mucho más poderosa, pero como en el anterior, casi nos sentiremos obligados a centrarnos en uno o dos ramas de las cuatro diferentes de magia que tenemos a nuestra disposición.

Gráficamente es donde más se nota la mejoría. A pesar de que en las ocasiones en las que exploremos las distintas cuevas dispersadas por el mapa sintamos un aire demasiado familiar a las de la primera entrega, podemos observar un mayor detalle en las texturas. Pero especialmente, donde impresiona es en los amplios espacios exteriores, desde la playa, primer lugar en el que apareceremos, al igual que las zonas centrales de la isla o lo espeluznante que resulta el cementerio. En el caso de los enemigos, nos encontramos con un mayor número, cada uno de ellos más peligroso que el anterior y con una inteligencia artificial mejorada, atacándonos en grupo o llegando a huir cuando no les quede mucha vida.

En el campo sonoro, Legend of Grimrock II vuelve a jugar con los ruidos ambientales más que con las melodías, pero el tema principal con el que juego nos da la bienvenida es sencillamente espectacular a la altura del original. La no inclusión de voces se sigue echando en falta y los efectos de sonido son prácticamente idénticos a los que ya escuchamos en nuestra aventura por la prisión de Grimrock. Sea como sea, la quietud sonora casa perfectamente con el ritmo y la parsimonia del juego, utilizando los temas más potentes en los momentos más tensos, como las peleas contra los jefes de las diferentes zonas de la Isla.

2
No os preocupéis: Las mazmorras más oscuras volverán a abrirnos sus puertas.

Legend of Grimrock II no es un juego en absoluto sencillo. Más de una vez nos quedaremos atascados sin saber dónde ir –yo mismo me he quedado enganchado en varias ocasiones sin saber que hacer o como avanzar- ya que a veces las pistas son demasiado oscuras y retorcidas o que, simplemente, el hecho de querer avanzar rápidamente nos dejemos alguna zona sin observar donde esté la clave para avanzar. Eso sí, la satisfacción extrema que obtenemos al poder descifrar uno de los enigmas o uno de esos puzles tan retorcidos solo la han conseguido los títulos de la saga Souls. Y eso es algo muy importante en esta época de videojuegos en la que vivimos. Por si esto fuera poco, las 20-25 horas que nos durará la historia se añade el creador de mazmorras, con el que podremos crear nuestras propias locuras o jugar a las múltiples realizadas por los usuarios.

Almost Human ha conseguido mejorar su ópera prima hasta convertirlo en un exponente del género y de los juegos indie, sin necesidad de apartados gráficos peculiares o incluyendo el típico final obtuso que no llega a ninguna parte. Mostrando un juego de un género casi olvidado con la calidad de los de la actualidad, Legend of Grimrock II es, sin duda, uno de los títulos que todo aficionado a los juegos de rol debería jugar.

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…