Superhot

Superhot

Los juegos Indie nos suelen traer propuestas interesantes y originales y Superhot no es una excepción. El juego fue creado en el contexto de la 7DFPS, una competición muy similar a la Ludum Dare pero con un plazo máximo de 7 días que busca mantener el interés en los FPS a través de mecánicas originales. Si queréis echarle un vistazo a los juegos que se presentaron en la competición de agosto, Indiestatik realizó una gran selección de ellos. Uno de los juegos que se presentaron a esta competición fue el título que nos ocupa.

Siendo el objetivo crear mecánicas innovadoras, este FPS tiene una característica única: el tiempo no corre si nosotros no nos movemos. Podemos ver las balas acercándose muy lentamente mientras nosotros apuntamos a nuestros enemigos. Gran heredera de Matrix (quién no se acuerda de Neo esquivando balas en diversas escenas de la película), el juego se articula a través de una idea sencilla pero original y con mucho potencial.

superhot-02La jugabilidad es simple. Nos moveremos esquivando los proyectiles y mataremos a nuestros atacantes. La mecánica de combate causa una sensación muy extraña viendo pasar las balas, cerca de nuestras cabezas, suspendidas en el aire y a los enemigos inmoviles intentando asesinarnos con su siguiente disparo. Me gustaría saber como sería el mismo juego a través de un dispositivo de realidad virtual como Oculus Rift. Nuestra extrañeza aumenta cuando a todo lo anterior, le sumamos la forma que tiene el juego de darnos instrucciones. Las ordenes que debemos seguir son unas palabras en mayúscula que irán apareciendo en el centro de la pantalla. Si a todo lo anterior, le añadimos que nuestros enemigos son personas rojas, está claro que estamos ante un shooter muy atípico. Respecto al feeling al disparar, la mirilla es precisa y los disparos están muy conseguidos. Parece que le das a algo tangible, no como en otros shooters de mayor presupuesto. Teniendo en cuenta que es un indie en el sentido estricto de la palabra, el juego, dependiendo de tu habilidad, puede durar perfectamente 5 minutos pero el desarrollo ha sido realizado por un equipo muy pequeño de personas enmarcado en el contexto de 7dfps que explicamos antres. A pesar de esto, Superhot te deja con ganas de más, lo cual ha hecho que los creadores quieran convertirlo en un juego completo.

Con respecto a la historia, no hay mucho que decir. La propia web del juego dice que es sobre el tiempo. Personalmente, no le hemos encontrado el sentido. Desde el primer nivel nos encontraremos en una especie de edificio con enemigos rojos a los que deberemos asesinar para avanzar. La historia no es el punto central de este juego. El punto central es la ya mencionada jugabilidad y el apartado gráfico. No esperéis explosiones al estilo Call of Duty, ni unas texturas increíbles. Todo es igual (excepto los escenarios, por supuesto) desde el primer hasta el último minuto. Tú, una pistola (con muy poca munición) y enemigos rojos. La única parte que se deja a la libre interpretación es el final.

El apartado gráfico me recuerda mucho a Mirror’s Edge. ¿La razón? Los colores blanco, rojo y negro. Básico y acertado a la vez. Es una experiencia visual extraordinaria, muy espectacular y que ha conseguido engancharme más que muchos de los FPS actuales. Las ventanas se hacen pedazos lentamente mientras los disparos atraviesan el cristal. Esto crea una imagen muy espectacular. La sensación de que las balas no nos pueden tocar y de que somos máquinas de matar imparables nos hace sumergirnos en una película de acción. Cada detalle está pulido. Superhot es un ejemplo perfecto de un trabajo bien hecho.

superhot-01La dificultad no es muy alta, si bien es necesario acostumbrarse a la mecánica de que el tiempo solo corre cuando nos movemos. Por supuesto, nuestros disparos también siguen esta regla. La mayor dificultad del juego es que de un solo disparo que te alcance, se acabó. No hay puntos de control. Si te dan, debes de empezar el nivel desde el principio aunque como el nivel no es muy extenso, tampoco supone un gran problema. No hay exploración, ni mundo abierto, ni coleccionables, etc. que los shooters de hoy en día utilizan para intentar distraernos de unas mecánicas simples y sin ningún tipo de aliciente. En definitiva, Superhot son cinco niveles cortos pero intensos.

A nivel sonoro la música no puede ser calificada como un hito en cuanto a complejidad, pero crea una sensación tan extraña como el juego y una atmósfera única, con lo cual creo que es perfecta. Los efectos de sonido como los disparos están muy logrados. Todo ello te sumerge mucho mejor en la experiencia de juego. Te sientes imparable. También cabe destacar que en cuanto entres la voz que nos repite SUPER HOT, se nos quedará grabada en la cabeza. Al juntarse todo lo que he mencionado a lo largo de este análisis, se crea una experiencia impactante demasiado difícil de describir.

El único problema que le puedo ver es la duración. Los niveles son muy cortos. Más o menos habremos matado (si no acaban con nosotros antes) 25 enemigos al acabar el juego. Lo bueno es que quieren arreglarlo haciendo la versión completa. Si consiguen completar ese proyecto, este punto negativo desaparecería.

Por último, me gustaría añadir una cosa. Si al final logran hacer la versión completa de Superhot, sin duda alguna lo compraría para seguir disfrutando de este FPS único. Si queréis probarlo, haced click en este enlace o bien visitando su página en Steam Greenlight. Al fin y al cabo, es por una buena causa. Una gran idea, una forma muy buena de plantearla y lo único que hay que hacer para apoyarlo es jugar gratis y seguir dándole votos en Steam. ¿Qué más se puede pedir?

Texto escrito por Fernando Porta.

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…