El CEO de Take Two ve problemas en la Realidad Virtual