El director de Diablo III abandona Blizzard

El director de Diablo III abandona Blizzard

Josh Mosqueira, director de Diablo III, ha abandonado Blizzard

La compañía está buscando un nuevo director para el nuevo título de la franquicia

Hace bien poco supimos que Blizzard estaba buscando un nuevo director para un proyecto todavía por anunciar que tenía que ver con su saga Diablo. Esto daba a entender que podrían estar trabajando en el sucesor de Diablo III, y dejaba en el aire la duda sobre qué pasaría con el director de este último. Pues hoy ya conocemos la respuesta, y es que el director de Diablo III, Josh Mosqueira, ha abandonado definitivamente la compañía.

En un comunicado por parte de Blizzard la compañía lista, entre otras cosas, la decisión de Mosqueira de no colaborar más con ellos. «Josh cree que es el momento indicado para perseguir nuevas oportunidades con un impacto mínimo para el equipo», comenta la desarrolladora. «El puesto de director lo ocupará ahora o alguien de Blizzard o alguien de fuera».

Diablo III, el legado de Josh Mosqueira
Diablo III, el legado de Josh Mosqueira

Aparentemente, el hueco que ha dejado Josh Mosqueira es muy grande, pues los requisitos que se le piden al nuevo director son muchos y muy concretos. Se pide a alguien capaz de dirigir el diseño del juego, asesorar al equipo creativo y mantener un ambiente apto para la creatividad y el éxito, establecer una visión de la franquicia y atenerse a las querencias de los jugadores. Este nuevo director tiene que ser un experto y apasionado en la serie Diablo, con un mínimo de cinco años de experiencia desarrollando videojuegos y que haya lanzado al mercado productos Triple A como director de juego o director creativo, entre otros. Todas estas exigencias sólo dan pie a pensar que sea lo que sea lo que estén preparando para continuar la saga Diablo, tiene que ser muy gordo.

TE PUEDE INTERESAR »
Los Reinos Públicos de Prueba reciben el nuevo mapa de Overwatch

Por ahora, sólo podemos despedirnos de Mosqueira y desearle suerte, disfrutando del legado que nos dejó. Y es que no puede negarse que, aunque Diablo III tuvo un comienzo difícil cuando fue lanzado en 2012, mejoró poco a poco con sus actualizaciones y expansiones hasta convertirse en un juego muy querido por los fans, llegando a vender más de 30 millones de copias.

Artículo relacionado