Los cables de HTC Vive desaparecen por solo 220 dólares