La versión de PC de Quantum Break hace aguas