La versión de PC de Quantum Break hace aguas

La versión de PC de Quantum Break hace aguas

Quantum Break no le ha prestado suficiente atención a PC

La versión para está plataforma sufre varias carencias y problemas

Quantum Break no ha termindado siendo un título rompedor en lo que a nivel técnico se refiere. Dejando de lado las carencias que pueda haber en Xbox One, la versión para Windows 10 tampoco parece ser lo que habían prometido los chicos de Remedy.

Según Digital Foundry, Quantum Break sufre problemas notables en sus tasas de frames, no cuenta con un botón para salir del juego, la calidad de la imagen no es lo que debería esperarse y para agravar la situación, el juego se cuelga cada dos por tres con las tarjetas Nvidia.

Una de las principales quejas como no, es que el juego no sea capaz de mantener un los 60fps en un monitor de 60Hz. Incluso usando una tarjeta gráfica Nvidia Titan X (cuyo precio llega a las 4 cifras), no es posible mantener una tasa de refresco en pantalla que mantenga el ritmo con los fotogramas por segundo. Ni siquiera usando un monitor con mayor capacidad en su tasa de refresco se consigue una estabilidad como la que nos presenta la versión de Xbox One.

De todas maneras, Digital Foundry simpatizaba con Remedy ya que el estudio suele ofrecer excelentes productos para PC y quizá por eso está llamando tanto la atención este caso. Tal vez este port necesite más tiempo para adaptarse a los nuevos sistemas, ya que al fin y al cabo, Quantum Break hace uso de DirectX 12 que aún es relativamente nueva, y a mayores también tiene que tratar con la plataforma universal de Windows.

El título de Remedy estaba diseñado para exprimir al máximo a la consola de Microsoft, y aunque en principio la nueva arquitectura de Xbox One hace más sencillo el cruce entre plataformas, este caso ha dejado claro que los juegos de alta gama requerirán especial cuidado de cara a hacer ports que puedan sacar partido de las capacidades del resto de plataformas.

Pero pese a estas simpatías por el estudio, también hay que ver la otra cara de la moneda y que es que Microsoft todavía está vendiendo un juego que no funciona como debería. Cuando un PC equipado con el mejor equipo de alta gama ofrece una estabilidad y una calidad bastante inferiores a las de una consola, eso es un problema muy pero que muy grave.

Digital Foundry ha ofrecido alguna solución parcial para los usuarios de Nvidia afirmando que mejorando los drivers se disminuyen bastante los cuelgues, aunque sigue habiendo la posibilidad de que ocurra.

Si estáis interesados en echarle un ojo al informe completo punto por punto, podéis verlo en eurogamer.

Artículo relacionado