Un diseñador hace públicos los orígenes de Diablo