Mark Hamil no se lo pensó dos veces para unirse a Squadron 42