Red Ash quiere ser juego de una sola consola