Recordando a Diablo II

Ya ha llegado la expansión de Diablo III llamada Reaper of Souls con una nueva clase, un nuevo acto y nuevos modos de juego para los amantes de este RPG de acción. Como ya sabéis, nuestra sección Recordando Ase dedica a repasar alguno de los títulos de las sagas que van saliendo cada semana. Por ello, vamos a hablar de la anterior entrega de Diablo IIIDiablo II (Blizzard Entertainment, 2000), el cual asentó las bases de lo que hoy son los RPG de acción y marcó una época dorada en los cibers.

Desarrollo

Diablo II fue lanzado para Windows y Mac OS en el año 2000 por Blizzard Entertainment, y fue desarrollado por Blizzard North. Es la secuela directa del exitoso juego de PC de 1996, Diablo. Gracias a su sistema de juego en línea a través del servicio de Battle.net y sus ambientes tétricos y oscuros, el título consiguió enganchar a miles de personas. Incluso a día de hoy, varios fans de Diablo II siguen combatiendo contra las hordas demoníacas con su personaje en estos servidores.

Un año después de la salida del título se lanzó Diablo II: Lord of Destruction, una gran expansión que incluyó varias clases nuevas, nuevos jefes y nuevas zonas para explorar.

Jugabilidad

Esta parte es la más original y complicada del juego. En Diablo II teníamos a nuestra elección varias clases de personajes. Éstos son: la hechicera, el paladín, el bárbaro, el nigromante, la asesina, la amazona y el druida, con lo cual teníamos bastante facilidad para encontrar nuestro rol favorito -además de que cada clase tiene 3 ramas de talentos completamente distintas, así que todavía teníamos más variedad-. Una vez creado nuestro personaje, nos lanzábamos a la aventura matando enemigos en tiempo real para así subir de nivel y conseguir nuevas piezas de equipo.

Tras completar el juego tenemos a nuestra disposición nuevas dificultades para desafiar de nuevo a las hordas de Diablo, además de que será más difícil cansarnos del juego ya que los mapas son aleatorios, por lo cual no podrás fiarte del todo de tu memoria a la hora de tratar de encontrar una ubicación.

charselect

Historia y personajes

Estamos en un mundo oscuro y tétrico dominado por la sangre, lo siniestro y amenazado por los demonios. En la primera parte de este título la mayoría de los sucesos sucedían bajo la catedral del pueblo conocido como Tristán. Allí, el Señor del Terror, Diablo, estaba preparando un ataque al mundo humano, pero por suerte un héroe anónimo -que será el personaje que controlemos- consigue derrotar al demonio y encerrar su alma en una piedra que se incrusta a sí mismo en la frente para que la criatura nunca más vuelva a hacer daño a nadie.

Tras un tiempo de cautiverio, el Señor del Terror consigue controlar el cuerpo del héroe. Una noche entra en una posada donde conoce a Marius, un vagabundo que queda maravillado ante el poder que emana de aquel ser y le sigue en su misterioso viaje, a pesar de que el vagabundo confiesa no conocer su verdadera identidad. Mientras ocurría esto, un grupo de aventureros -nuestros personajes- llegan al campamento de las arpías y tras varias misiones consiguen rescatar a Deckard Caín, nuestro consejero a lo largo del juego. Este fundamental personaje nos cuenta la historia del héroe anónimo y su terrible final, y nos encarga perseguir y destruir a Diablo para que no consiga dominar la humanidad junto con sus dos hermanos: el Señor del Odio Mefisto y el Señor de la Destrucción Baal.

En nuestro viaje conoceremos a varios personajes muy importantes en el desarrollo de la historia, los cuales tendrán cada uno sus razones para ayudarnos o impedir que avancemos.

Deckard Caín: El último de los horadrim y consejero en nuestro viaje. Los horadrim son una orden de magos cuyo propósito era encerrar a los demonios mayores en  unas piedras especiales para que no causen males a la humanidad. Sin él, todo el viaje de los aventureros habría fracasado.

Tyrael, el arcángel: Arcángel de la Justicia y miembro del Consejo Angiris. Guarda las tumbas donde están encerradas las piedras de Baal Mefisto, pero tras fracasar nos pide ayuda en la batalla contra el mal. Antepone el bien de la humanidad a cualquier cosa, hasta las últimas consecuencias.

Marius, el vagabundo: Marius será el narrador de esta historia y acompañante de Diablo. La historia que narra se la está contando a un supuesto Tyrael, lo cual lo hace para que se apiade de él, ya que no sabía lo que estaba haciendo. Será bastante importante a lo largo de la historia, pero para saber que le ocurre tendréis que jugarlo.

Diablo, el Señor del Terror: Causante directo de todos los males del mundo. Controla una gran cantidad de demonios y su poder sobrepasa los límites humanos. Controla el fuego y es extremadamente inteligente, lo cual lo hace un rival formidable.

Mefisto, el Señor del Odio: Hermano mayor de Diablo y enemigo de la humanidad. Sus poderes son sobre todo eléctricos y es el más débil de sus hermanos, pero a pesar de esto podría aniquilar fácilmente a todo un ejército.

Baal, el Señor de la Destrucción: Último hermano de Diablo y jefe final de la expansión. Consigue acumular bastante poder hasta que conseguimos encontrarle y enfrentarnos a él, por lo cual su fuerza se ha disparado en comparación a la de sus hermanos.

wall2-1152x864

Opinión personal

Diablo II fue y sigue siendo un título maravilloso en el catálogo de los RPG de acción. Su gran cantidad de personajes, habilidades, enemigos y escenarios lo hacen un título rejugable, entretenido y fantástico. Sin duda alguna todos los que lo han jugado guardan un muy buen recuerdo de este título, sobre todo los que estaban con sus amigos en partidas online -las cuales admitían hasta 8 personas-.

Si no habéis probado Diablo II, podéis comprarlo en la tienda de Blizzard y disfrutar de todo lo que este título os ofrece.

Texto escrito por Borja Suárez.

Artículo relacionado