Jefes finales duros de pelar

Jefes finales duros de pelar

Los jefes finales o final bosses suponen un momento muy especial, normalmente trascendente en nuestro camino. Sin importar el género, aparecen en determinadas ocasiones sólo con la idea de hacernos fracasar en nuestra aventura. En este pequeño artículo pretendo recordar 5 enemigos que por su dureza y dificultad siempre contarán con nuestro cariño.

BUCHERAX EL INVENCIBLE (Borderlands)

En el DLC de Borderlands “La armería secreta del General Knoxx”, tenemos el jefe final más difícil de todo el juego de Gearbox, nadas más y nada menos que un cangrejo gigante con un nivel de experiencia siempre mayor que el del jugador. Además, viene acompañado de otros molestos gusanos que nos atosigarán de manera constante. Un reto para los más valientes y, sobre todo, pacientes.

Lo más impresionante -y molesto- de este enemigo es su dureza, para eliminarlo habrá que darle una cantidad exagerada de golpes, siempre con nivel máximo de nuestra arma y, si es posible, con atributos añadidos. El poder de destrucción de sus ataques, unido a la precisión y distancia de éstos hacen que sea imposible una lucha cuerpo a cuerpo. Si tenéis la ocasión de cruzaros con él, lo mejor será plantear una estrategia defensiva para ir propinando golpes poco a poco. Una tarea largay tediosa pero que tendrá recompensa. Quizás sea buena idea intentar esta hazaña en compañía.

gil-street-fighter-3GIL (Street Fighter III)

Los juegos de peleas son el mejor ejemplo de jefes finales cuya dificultad es más evidente. Tras ser capaces de derrotar uno a uno a todos los personajes del juego nos toca lidiar con el más duro, ése capaz de hacerte lanzar el mando contra el suelo. Gil es posiblemente el enemigo final más complicado de la saga Street Fighter (si no contamos la primera aparición de Akuma como jefe final secreto en Super Street Fighter II Turbo.

Lo que más destaca de este dios con cuerpo azul y rojo además de su potencial es lo tramposo del combate. La primera ronda lo tumbaremos sin dificultad, dándonos la sensación de no ser nada del otro mundo. Craso error. Será en esta segunda ocasión cuando desarrolle todo su poder. La velocidad de ejecución, así como el devastador ataque especial harán que acabemos en la lona una y otra vez. Una pelea que será un dolor de muelas incluso para los luchadores más experimentados.

SHAO KAHN (Mortal Kombat 9)

Sin abandonar el género de lucha nos encontramos con un clásico, Shao Kahn, al cual nos enfrentaremos en el modo historia de la novena entrega de Mortal Kombat teniendo que usar al dios Raiden. Mientras con los anteriores rivales la estrategia podía ser la de defenderse y esperar el momento oportuno para contraatacar, con esta bestia la cosa puede no ser suficiente. La poca valentía se vuelve en nuestra contra gracias al martillo y las lanzas.

Son estas sus principales bazas, el lanzamiento constante de armas, algunas de las cuales son imposibles de bloquear, dejándonos completamente descubiertos para que consiga nuevos combos. A su vez, los golpes especiales de Raiden necesitan hacerse o a larga distancia o muy cerca, con lo que deberemos mantener nuestra posición en término medio. Si logramos descubrir su punto débil -que lo tiene- acabaremos por repetir la misma acción una y otra vez. Poco vistoso pero efectivo.

red-dragon-dark-soulsDRAGÓN ROJO (Dark Souls)

Si la aventura de From Software destaca por algo es por su dificultad y sus jefes finales no podían ser menos. En este caso hemos querido destacar uno de los más icónicos de todo el juego, ya que lo veremos sobrevolar el castillo al poco de comenzar, para más tarde lanzarnos una ráfaga de fuego que nos desintegrará cuando intentemos cruzar el puente. Personalmente considero al Dragón Rojo el mejor ejemplo de la grandeza de Dark Souls. No existe una única estrategia para derrotarle, pero seguro que nos hace sudar para lograrlo.

Como decimos, al final de un largo puente, agarrado a unas torretas se encuentra este imponente dragón. Nos mira desde su posición privilegiada mientras nos acercamos. No nos dará un respiro ya que cuando estemos a mitad de camino se elevará para lanzarnos su fuego y calcinarnos. Podemos enfrentarnos cara a cara haciendo uso de nuestra más poderosa espada. También hay posibilidad de esconderse en alguna esquina y lanzar magias. O si somos lo bastante precisos, con flechas desde la parte inferior del puente. Sea como fuere este duelo es uno de los mejores de los últimos años.

RANDALL TUGMAN (Dead Rising 2)

Terminamos con el juego de Capcom, ese disparate de apocalipsis zombi en el que lo peor no son los muertos vivientes, sino los locos que campan a sus anchas en este desorden. De todos a los que nos enfrentaremos en la segunda entrega de Dead Rising destaca uno sobre el resto, Randall Tugman -Randy para los amigos-. Quizás no sea tan difícil como los anteriores ejemplos, pero sin duda es una mezcla tan genial entre friki desquiciado y combate duro que sería un pecado no traéroslo.

randall-tugman-dead-rising-2A este chiflado no le gusta que le interrumpamos su boda, esa que ha obligado a la novia a realizar, por lo que la toma con nosotros con toda su ira. Ataviado con sus mejores galas, es decir, un traje de cuero y una motosierra, este tipo nos perseguirá por toda la capillas lanzando insultos, haciendo giros de 360 grados y pegando patadas. Un momento impagable que nos hará repetir varias veces hasta dar con su ejecución.

Esto ha sido todo. Un vistazo fugaz a algunos enemigos que por su dureza nos han supuesto muchos minutos de pelea, ya sea a golpe limpio o pensando una estrategia. Al final, siempre nos queda la recompensa después de vencerles, ese momento inenarrable que alimenta nuestras ansias de más juego.

Artículo realizado por Antonio Gómez

Artículo relacionado