Bloodborne firma una tregua con sus jugadores de casi dos meses

Bloodborne firma una tregua con sus jugadores de casi dos meses

No, no es que Bloodborne vaya a incluir un modo fácil durante su mes de salida, sino que nos tocará comenzar a morir casi dos meses más tarde de lo previsto. Así lo ha confirmado la división japonesa de Sony Computer Entertainment, cuya fecha de salida, al menos en oriente, ha sido retrasada del 5 de febrero al 26 de marzo. Este retraso, que había sido confirmado en Japón, ya ha sido también anunciado en el blog europeo de Playstation.

Todos los comentarios y datos del jugador que se recopilaron durante la fase limitada alpha han sido vitales para la mejora del estado actual del título de From Software y ha sido la que ha propiciado este retraso para acabar de pulir un título que pinta, a todas luces, como un imprescindible para Playstation 4, al igual que lo fueron sus antecesores.

En Bloodborne visitaremos la decadente ciudad de Yharnam, una especie de Londres gótico infestada por una extraña plaga -que por momentos recuerda a la funesta niebla que asaltó Boletaria en Demon’s Souls-, donde tendremos que ponerle punto final a una amenaza que pretende extenderse más allá de la ciudad. Aunque, conociendo a la saga, tendremos que estar pendientes de cualquier sorpresa argumental que nos deparará este título. A pesar de que no se ha confirmado que Bloodborne sea una secuela de Demon’s Souls, al igual que pasó con las dos entregas de Dark Souls, las pequeñas pistas unen los dos mundos, como pudimos ver en un vídeo de la alpha, donde un jugador consiguió llegar a un jefe que usaba la oración “Umbasa”, oración que repetían los seguidores de Saint Urbain en el primer título de la saga de From Software.

Tras este pequeño dato, sólo desear que marzo llegue pronto para poder disfrutar de este juego que, esperemos, mantenga el nivel de calidad del resto de la franquicia Souls.

Artículo relacionado