El CEO de GameStop opina que el formato físico jamás desaparecerá