En Japón han esperado horas en una cola para adquirir PlayStation VR