Los peligros de los juegos terror y la realidad virtual