Disponible el parche 1.03 de Bloodborne, ya podemos morir en paz otra vez, y otra, y otra…

Disponible el parche 1.03 de Bloodborne, ya podemos morir en paz otra vez, y otra, y otra…

Por fin llegó ese día que todos estábamos esperando. Y no es por ese delicioso martirio de morir una y otra vez mientras gritamos de frustración, contrastado con el grito de júbilo de cada desafío superado. No, todo eso está muy pero que muy bien… Los bugs y tiempos de carga, por otra parte, se podían hacer un poco pesadetes.

Desde el día uno se prometió que esos tiempos de carga, su “fallo” más criticado, sería corregido en un futuro parche; y ese parche ya ha llegado, pero además con mejoras adicionales. Las más importantes son sin duda los bugs, en concreto el de impedirnos seguir avanzando por las invasiones en el Bosque Prohibido, el de bloquear algunos ascensores, y el que ocasionaba que los jefes finales se volvieran extremadamente fáciles.

El parche también ha cambiado la forma de actuar respecto a dejar el juego en suspensión -la nueva función añadida en el último firmware-. Ahora cuando volvamos al juego aparecerá en la pantalla del menú, imagino que esto también será por el bug de que dejaba a los jefes casi inactivos, que se podía provocar dejando el juego en reposo.

Aparte de eso, ha vuelto una característica de sobra conocida por los jugadores de los “Souls”. En las pantallas de carga ahora en lugar del título Bloodborne, aparece una ventana de información de los diversos objetos del juego. La excusa perfecta para pararse a leerlos -que seguro que la mayoría no ha leído nada- y descubrir más datos de la rica historia del juego, y de paso hacer que los ahora más cortos tiempos de carga, se nos pasen aún más rápido. Cazar monstruos por Yharnam nunca había sido tan fácil-difícil.

Artículo relacionado