Dontnod no temía que Life is Strange se catalogara como “demasiado indie”