EA tiene claro que el mercado digital es el futuro