El guionista de Dragon Age trabaja en un proyecto secreto