El sistema de juego de Natsuiro High School al detalle

El sistema de juego de Natsuiro High School al detalle

Los chicos de D3 Publisher, creadores de la saga Earth Defense Force, preparan la salida del peculiar juego de mundo abierto Natsuiro High School: Seishun Hakusho para PlayStation 3 y PlayStation 4 durante el mes de junio, y ya han dejado caer una gran cantidad de información al respecto. El juego podríamos definirlo como un cruce extraño entre simulador social, de fotografía y de sigilo. ¿Por qué? Porque nuestro héroe tiene como afición fotografiar a gente y para ello muchas veces tendrá que hacerlo a escondidas utilizando unas de técnicas que serían la envidia de la estirpe de Big Boss.

Somos el chico nuevo, y nosotros decidiremos como pasar estos tres meses.
Somos el chico nuevo, y nosotros decidiremos como pasar estos tres meses.

El juego nos pone en la piel de un chaval que, como si un protagonista de la saga Persona se tratara, va a pasar tres meses a un instituto nuevo por motivos familiares. En este caso va a parar a una isla llamada Yumegashima donde una amiga de la infancia decidirá “unirlo” al club de periodismo y donde recibirá una cámara de fotos para ayudar a que no cierren el club. A partir de ahí, y según dicen los chicos de D3, podremos pasar los tres meses como más nos apetezca a nosotros. Podremos intentar ligar con alguna de las 29 chicas, hacernos amigos de la gente de la isla, dedicarnos a hacer el gamberro o ser perfectos antisociales, pasando los tres meses como consideremos oportuno. El juego nos propone que seamos un fotografo social y realicemos lo que denominan como Prime Photo Op -oportunidad para gran foto, podríamos traducirlo-, intresándonos en la vida de los habitantes de Yumegashima, pero también podremos espiar a las chicas o fotografiarlas a escondidas, pudiéndonos ganar su odio, una reprimenda y hasta acabar arrestados por la policía.

Habrá 150 misiones secundarias que moldearán nuestra historia según a quién ayudemos y a quién no, pudiendo tener varias misiones aceptadas al mismo tiempo y organizarnos a nuestro gusto. Algunas de ellas estarán directamente relacionadas con el club de periodismo, donde tendremos que acompañar a alguna de las chicas a cubrir una noticia como fotógrafos. Una vez decidamos acompañarlas lideraremos el grupo y podremos hacer lo que queramos, pero el paso del tiempo nos obligará a tener en cuenta la misión en cuestión para poder realizarla y no quedarnos sin oportunidades fotográficas. Cuando estemos realizando según qué acciones -saltar, por ejemplo- con la cámara en la mano podremos ralentizar el tiempo para darnos la oportunidad de hacer una fotografía aérea.

Comportarnos como cretinos no nos reportará nada bueno, pero hace la vida más interesante.
Si nos comportarnos como cretinos no pasaremos desapercibidos.

Respecto a nuestra relación con los agentes de la ley y el orden, tendremos que ser muy cuidadosos con nuestras acciones si no queremos pasar un tiempo a la sombra -si somos pillados un buen número de veces estaremos expulsados de clase y perderemos muchos de los eventos que sucedan durante ese tiempo-. Tendremos una barra llamada Suspicious Person Gauge, que se irá llenando a medida que realicemos actos vandálicos como atropellar gente mientras vamos en bici, realizar fotografías picantes, entrar en lugares prohibidos o tumbarnos en el suelo en medio de la calle y a la vista de todos entre otras. Una vez llenada, un agente de policía vendrá a por nosotros y tendremos que intentar huir. Si no logramos huir nos harán visitar a un consejero escolar -si nuestras acciones suceden dentro de la escuela- o acabaremos en la comisaría -si lo hemos hecho fuera de ella-. Si somos arrestados numerosas veces la Suspicious Person Gauge aumentará más rápidamente y podremos acabar con un castigo ejemplar no especificado, pero que tiene toda la pinta de pantalla de Game Over.

Los días del juego están divididos en tres secciones: mañana, tarde y noche. Por las mañanas podremos cotejar nuestro calendario y comprobar si tenemos algo importante que hacer. En caso de ser así el día estará relacionado con algún tipo de evento especial. Durante los días de clase las mañanas estarán ocupadas, no así los días libres. Por las tardes será cuando suceda el grueso del juego, pudiendo aceptar y completar misiones, quedar con gente o hacer fotografías. Dado que el tiempo fluye constantemente podremos activar una habilidad especial para ralentizarlo y tener más tiempo de hacer cosas. La noche servirá para subir las fotos realizadas y comprobar nuestro correo personal, pudiendo responder a los que hemos recibido y así activar nuevos eventos si respondemos a ellos. Los días pueden ser concluidos en cualquier momento por parte del jugador, sin tener que esperar a que comprobemos el correo -que es cuando acaba el día-.

Éste es el tipo de acción que nos puede meter en líos si somos observados por alguien.
Éste es el tipo de acción que nos puede meter en líos si somos observados por alguien.

Las fotos que hemos realizado a lo largo del día pueden ser guardadas en nuestro ordenador o en el del club de periodismo, aunque tendremos que ser cuidadosos con qué fotos guardamos en el segundo. Se necesitará espacio extra para las fotos, eso sí, y las fotos diarias que no hayamos guardado se borrarán automáticamente. Pero no todo será hacer fotos y huir de la policía, ya que para mejorar nuestra relación con el resto de compañeros de clase y habitantes de la isla tendremos que hacer algo muy sencillo y habitual: hablar. Cuando nos acerquemos a alguno de los personajes que rondan Yumegashima en ocasiones veremos aparecer un icono de conversación, que indicará que el personaje en cuestión tiene algo que decir. A veces, también, uno de los temas de los que podemos conversar tendrá un color especial que significa podemos profundizar más en nuestra relación. Para que estos aparezcan tendremos que realizar ciertas misiones secundarias, así como haber realizado algunas acciones y haber evitado otras.

Natsuiro High School: Seishun Hakusho es un juego muy japonés, aunque hay que reconocer que la multitud de opciones que nos ofrecen resultan atractivas como poco. Habrá que ver que posibilidades tenemos de verlo por estos lares pero cada vez me sorprende menos que alguna distribuidora se anime a ello.

Artículo relacionado