Electronic Arts prefiere ver la Realidad Virtual desde la barrera