La que se atribuna -Capítulo 7-: La leoncilla de Cintra, un juego de odio y las recompensas de Ubisoft