Jason Rubin cree que vender Naughty Dog a Sony fue una buena decisión