NIS parece probar con el terror en su nuevo juego