¿Qué podemos esperar de WiLD?