Project Phoenix: el mamoneo de Kickstarter

Project Phoenix: el mamoneo de Kickstarter

Un proyecto que consiguió amasar más de 1 millón de dólares hace dos años y que aún no tiene ni programador.

La polémica se desata con este nuevo robo

¿Conocías Project Phoenix? Ahora seguro que sí. Es que es uno de esos muchos juegos que consiguieron amasar una fortuna a base de promesas, buenas intenciones, sueños y la buena fé de los “backers”. Y una vez reunida la pasta ¿adónde se va? A donde le dé la real gana al tío que te ha hecho la promesa. Y de paso, que lo sepas, Kickstarter no se responsabiliza de que los proyectos lleguen a buen puerto.

Te jodes. O como dirían los angloparlantes: fuck you.

La polémica viene acompañada por el hecho de que, dos años después de que esta gentuza —porque no tienen otro nombre— se juntase con más de 1 millón de dólares, resulta que aún no tienen ni programador. No sabemos aún si lo sorprendente es que no tengan programador, o el hecho de que pretendan hacer un juego con un único programador. En ambos casos, no hay mayor síntoma de no tener ni puñetera idea de lo que se está haciendo, ni de cómo abordar un proyecto. 

En definitiva, estamos hablando de un buen montón de humo vendido a precio de oro. Y ojo que la humareda se vendió a lo grande. Nombres como Nobuo Uematsu, Kiyoshi Arai o Hiroaki Yura salieron a la palestra ¿Y cuál es la situación ahora mismo? Pues que, a pesar de las múltiples reclamaciones para que la pasta vuelva a los bolsillos de los ingenuos backers, los mangantes tras el nombre de “CIA” han dicho que de devolver la pasta nada, porque no hay. 

No hay. No hay pasta. Bravo. Qué buen par de cojones, caballeros.

Un juego que originalmente pedía 100.000 dólares para ser financiado y consigue reunir más de 10 veces esa cantidad (en concreto 1.014.600$) resulta que “se ha quedado sin dinero”. Que lleva dos años dando tumbos. Que prometió lanzar en marzo y a día de hoy ni tan siquiera tiene programador (sí, en singular).

Con esto sólo nos queda llevarnos las manos a la cabeza y lamentar la herramienta de abuso que puede llegar a suponer Kickstarter. Los cuales, dicho sea de paso, no tienen perdón. Es muy sencillo actuar como mediador entre el bando de los visionarios y el que pone la pasta. Especialmente si no asumes ninguna responsabilidad más allá de poner el cazo. Por lo que Kickstarter debe replantearse urgentemente su política. No se pueden mover cantidades vergonzantes de dinero sin ofrecer un mínimo de garantías, porque sin ellas, movimientos como el “crowdfunding” acabarán extinguiéndose presa de la desconfianza y del desamparo.

Kickstarter va camino de convertirse en un nido de buitres gracias a la imparcialidad de la primera, la avaricia de los segundos y la ingenuidad de aquellos propensos a dejarse llenar la cabeza con mundos idílicos. Es un caldo de cultivo perfecto.

Qué poca vergüenza. De verdad.

barcos

Artículo relacionado

  • ky ron

    Creo que estás bastante informado aunque algunas quejas se justifican.
    1) Hace dos días se mostraron los modelos de los personajes, así que el desarrollo sigue activo:
    https://www.kickstarter.com/projects/1300298569/project-phoenix-japans-indie-rpg-feat-aaa-talent/posts/1365584

    2) Actualmente tienen el 100% de los escenarios terminados, el 90% del gameplay, el 80% de los modelos, el 70% de las animaciones y 80 minutos de música sin loops:
    https://www.kickstarter.com/projects/1300298569/project-phoenix-japans-indie-rpg-feat-aaa-talent/posts/1342656

    3) Cometes un error al hablar en plural. El único culpable es Hiroaki, el director y productor del proyecto. La mayoría del equipo trabaja por un contrato por el cual no recibirá la paga hasta que el juego se venda. Así que ellos no se gastaron el dinero. El manejo del dinero depende de Hiroaki.

    4) El juego es un pequeño proyecto indie formado por un grupo de 20 personas. No es muy loco creer que les alcanzará con un programador. Aunque claro, se tardará un tiempo en hacer todo el trabajo él solo.

    5) En ningún momento se dijo que “no hay dinero”. No sé donde has leído eso, pero te sugiero que leas las declaraciones oficiales para no desinformar. Lo que dijo fue que no puede devolver la totalidad porque una parte ya fue utilizada (para ser exactos, 200.000 dólares). El resto sigue allí. Ahora bien, la pregunta es, ¿en que se gastó ese dinero? Hiroaki dijo que la mayoría del staff trabaja sin recibir ninguna paga de los fondos de KS. Sin embargo, la campaña de financiamiento dejaba en claro que el dinero era exclusivamente para los modelos 3d y pulirlos tanto como sea posible. Un 40% está destinado en recompensas y envíos para los inversores (si no entendí mal).

    Ahora bien, si hay una razón para quejarse, sería lo siguiente:
    6)Como se puede leer en el segundo link que puse, Hiroaki estaba encaprichado con incorporar a su staff a un programador de “Ori and the Blind Forest”, pero por determinados motivos no pudo participar en el proyecto. Pero por suerte, al final se dio por vencido y ahora está buscando otro, pero por un tema de contratos no puede reemplazar al anterior hasta octubre (realmente no entiendo muy bien esta parte).

    7)Si tienen más del 80% del resto terminado (es decir, todo lo que no requiera programación), no me parece mal todo el progreso obtenido durante esos 2 años, para un grupo de 20 personas (en realidad 17, porque el programador y los dos encargados de la localización alemana no han podido hacer nada aún). El problema es que, considerando los retrasos y problemas con el programador, la decisión más inteligente que podría tomar Hiroaki es mostrar todo ese 80% realizado, en lugar de mostrar una parte, porque si tenemos en cuenta lo poco que mostraron, es normal que la gente piense que endos años no hicieron casi nada (me incluyo).

    Así que el principal problema radica en las malas desiciones tomadas por Hiroaki. Pero el proyecto sigue en desarrollo y la mayor parte del dinero sigue estando. Y en octubre se solucionará el problema del programador.