A Rockstar le ha salido bien la jugada de los remasters