Según EA a Xbox One y PlayStation 4 todavía les queda mucho carrete

EA