Sony espera no tener pérdidas con PlayStation VR