Sony presenta un curioso e inquietante AnywhereVR

Sony presenta un curioso e inquietante AnywhereVR

Con AnywhereVR podremos visitar muchos pararajes relajantes a través de PlayStation VR

Nos permitirá llevarnos el teléfono móvil también

Los inventos japoneses son inquietantes. A un servidor, a título personal, le suelen dejar fascinado. Por un lado son auténticas genialidades, pero por otro te aterran con su mensaje subyaciente. Suelen apostar por cubrir necesidades que —quizás en occidente— pueden ser consideradas “vergonzosas“. Todos hemos visto las noticias en las que, en Japón, es habitual poder alquilar un amigo. Comprar una almohada con la forma de tu chica anime favorita y casarte con ella. Hacerte con un par de bragas usadas en una máquina expendedora; o simplemente comprarte una almohada que te dé abrazos. Son inventos raros, incómodos, y a su vez tienen un toque fascinante. No sólo se les ha ocurrido esto o aquello, sino que además lo han convertido en un producto. Y hoy le toca a AnywhereVR, para PlayStation VR.

En este caso, Sony ha presentado una aplicación para su realidad virtual que vuelve a hacer funambulismo en esa extraña línea de productos difícilmente categorizables. Se trata de AnywhereVR, un programa que nos permitirá ponernos los cascos de realidad virtual en nuestros tristes hogares y trasladarnos, de manera inmediata, a otros lugares. Podremos ir al campo, a una cascada, a ver la aurora boreal… No suena mal ¿verdad? Quizás es una manera interesante de desconectar y relajarte.

TE PUEDE INTERESAR »
Sigue la conferencia de la PlayStation Experience con GTM
Con nuestras PlayStation VR podremos ir al campo y seguir pegados al móvil
Con nuestras PlayStation VR podremos ir al campo y seguir pegados al móvil

Sin embargo, han pensado en todo… te puedes llevar el móvil

La adicción al teléfono móvil es tan real como tenebrosa. En Japón tiene pinta de que la sintomatología es similar a la de occidente —¡o quizás mayor!—, con lo que Sony ha invertido sus esfuerzos en permitirnos conectar nuestros teléfonos con la pantalla del dispositivo VR. Ahora, podremos acceder al móvil sin quitarnos el casco de realidad virtual. Es decir, que podremos irnos a la Luna y contestar tediosos mails de trabajo desde allí.

En definitiva: podremos desconectar de nuestro triste cubículo, pero nos podremos llevar con nosotros todos aquellos lastres comunicativos que en muchas ocasiones nos obligan a estar más pendientes de los demás que de nosotros mismos.

El invento se antoja curioso. Y si llega aquí, es posible que un servidor lo acabe probando. Sin embargo ¿incluir el móvil en la experiencia VR? Asusta.

Artículo relacionado