Sony quiere saber qué características le faltan a PS4