Una legión de creativas japonesas apoyan el rechazo al proyecto de la ONU