Vita no estaba muerta, estaba de parranda