||||

Análisis de Dishonored 2

1 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 51 vote, average: 5,00 out of 5
Loading...
Análisis de Dishonored 2

Vuelve a las sombras

Arkane Studios lanza uno de los mejores juegos de la presente generación


De acuerdo a nuestro código ético, informamos que la copia analizada de Dishonored 2 nos ha sido cedida por Ziran.

Pocos títulos hoy en día tienen la capacidad de devolvernos las sensaciones que los juegos de antaño transmitían. A lo largo de los años se han ido deteriorando y simplificando mecánicas, brindándonos títulos carentes de alma; pensados para ser meros pasajeros en nuestro pensamientos. Muchísimas obras han pasado por nuestras retinas, pero solo un pequeño porcentaje consigue ganarse un hueco en nuestra memoria.

No es fácil sorprender en una industria que lo ha visto prácticamente todo. Un equipo de desarrollo debe de tener muy claro qué enfoque llevará su nueva obra. Sobre el papel puede parecer maravilloso, pero en la práctica un leve fallo puede echar a la lona cualquier proyecto. En el campo del sigilo son más obvias las carencias que puede tener un título. Sin un diseño de niveles acorde las costuras resaltan a la vista; al igual que una inteligencia artificial flexible con el jugador.

Pocos estudios han tenido la entereza de afrontar un desarrollo de tal magnitud. En este preciso año Eidos Montreal nos brindó un fantástico Deus Ex: Mankind Divided, el cual nos transportaba en algún que otro momento a la esencia tradicional del género. Puede que pecara de excesiva continuidad respecto a su antecesor, pero no es algo malo per se. Al fin y al cabo continuar la senda marcada es la línea correcta para realizar una secuela a la altura.

9- dishonored 2

Pero en este 2016 Adam Jensen tiene un duro competidor, o mejor dicho, dos. Emily Kaldwin y Corvo Attano surgen en Dishonored 2 para introducirnos en la secuela de una de las mejores propiedades intelectuales que se crearon durante la pasada generación. La entrega original nos sorprendió a todos con un contexto artístico y jugable sin igual; una mezcla explosiva que, en buenas manos, le haría situarse en primera linea de actualidad.

La mayoría de usuarios quedaron bastante satisfechos con el resultado final; un producto casi redondo. Por tanto, ¿qué mejorar de cara a la secuela? Arkane Studios no ha tenido un reto sencillo entre manos. Por una parte debe de contentar a sus seguidores, y por otro ser atractivo para el público de una nueva generación. La única salida para alcanzar el objetivo satisfactoriamente es realizar lo que mencioné con anterioridad: continuar remando en la misma dirección.

El resultado ha sido sorprendente, pero antes de meternos de lleno con mis conclusiones qué mejor que repasar el que se ha convertido en uno de los mejores juegos de la presente generación: Dishonored 2.

La usurpadora del trono

Da caza a los responsables del atentado contra el imperio


El trasfondo de la franquicia Dishonored es rico en definiciones y hechos; el universo creado por parte de la compañía merece realmente la pena, aunque esperaba que se apostara por profundizar en algunos aspectos que se tocan de forma superficial en el juego. Para comprender al cien por cien el contexto argumental de la secuela, es necesario completar la entrega original y los dos contenidos descargables que expandían la trama: El Puñal de Dunwall y Las Brujas de Brigmore. Es cierto que un dlc no debería tener tanta importancia en este aspecto, pero en este momento es el escenario en el que nos encontramos. Dishonored 2 es una secuela directa de la experiencia completa del original.

Han pasado 15 años desde que la Emperatriz Jessamine Kaldwin pereció a manos de Daud, el líder de los Balleneros, por petición expresa del Jefe Real de Espionaje por aquél entonces. Su hija, Emily Kaldwin, es la siguiente y única en su linaje, por lo que al cumplir la mayoría de edad se le concede el trono del Imperio. Para una persona tan joven un puesto de tamaña envergadura es demasiada responsabilidad. Sin embargo, hace lo que puede siguiendo los consejos de su padre, Corvo Attano.

8-dishonored-2

Durante su reinado, comienza a tomar peso la presencia de un asesino en serie que se dedica a dar caza a los enemigos de la corona. Emily y Corvo son conscientes de que todas las miradas les apuntan, pese a no ser responsables de esta corriente de violencia. La semilla de la duda se siembra entre los acólitos de la Emperatriz; a la sombra se gesta un golpe de estado que no se esperan en absoluto. Tras una serie de sucesos que no revelaré, usurpan el trono del Imperio, empujando a sendos protagonistas en una huida hacia Karnaca —ciudad natal de Corvo— por recuperar la estabilidad del reino.

Si comparamos el argumento de las dos entregas, su desarrollo es prácticamente idéntico. Debemos de acabar con los integrantes de la organización que atenta contra los intereses de la corona uno por uno hasta desmoronarla por completo. Por ser una continuación, comprendes mejor qué está ocurriendo en pantalla, y el regreso de viejas caras conocidas ayuda a que conectes con el mundo de Dishonored 2.

5- dishonored 2

Las historias de cada objetivo son de lo más tenebrosas. Al inicio del nivel tenemos una introducción de cada personaje a abatir, es en el escenario donde podemos encontrar notas y diálogos que aportan piezas que encajar en el puzle. Es uno de los puntos que más han mejorado respecto a la primera entrega; la narrativa. No estamos matando a alguien más, sino que de verdad tuvieron sus motivos para unirse a la cruzada de Delilah. Y desde luego no son historias felices.

El argumento principal no se diluye a lo largo de la aventura. Permanece latente, sí, pero cada misión es una historia individual que consigue enganchar, dando forma al grueso de la historia. Además de por los niveles en sí, consigue atraparte con vistas a conocer qué será lo siguiente que nos encontremos. El trabajo de Arkane Studios en este sentido en intachable; aguanta el tipo con gran solvencia.

Padre o hija

Elige según tu estilo de juego


2- dishonored 2La mayor novedad que encontraremos en él es la posibilidad de poder jugar íntegramente con uno de los dos protagonistas: Emily o Corvo. Al comienzo del juego tendremos la ocasión de elegir qué personaje controlaremos, y pese a que no hay ningún indicativo en pantalla, cada uno posee un árbol de habilidades diferente. Los cambios también repercuten en algunas escenas en el desarrollo, aunque la mayoría de diálogos y sucesos son los mismos pero en diferente perspectiva.

Podríamos pensar que, por el aspecto de Emily Kaldwin, el sigilo es su mayor virtud. Para nada es así. La emperatriz cuenta mayormente con habilidades pensadas para acabar con nuestro rivales… por completo. Su marca del forastero le confiere técnicas con un tono bastante oscuro, lo cual choca respecto a los de Corvo. En algunos momentos me han recordado a las dotes de Jackie Estacado, el protagonista de The Darkness; Emily puede convertirse en una sombra monstruosa con garras de oscuridad, entre otras cosas.

En cambio, Corvo cuenta casi con las mismas habilidades que encontramos en su primera aventura. Está pensado para evadir todo tipo de conflictos, aunque en combate puede hacer de las suyas. Es elegante y sutil, portando su característica máscara. Puede aprovechar mejor el entorno para utilizarlo a su favor, lo cual es un plus a la hora de querer atravesar las líneas enemigas con mayor limpieza.

1- dishonored 2Pese a que la elección está en vuestra mano, con ambos podéis jugar como queráis. No existe un personaje que tenga un único enfoque, simplemente ayudas que facilitan un estilo de juego. Antes de entrar en el grueso del juego, se nos preguntará si deseamos jugar con o sin poderes. La forma de afrontar Dishonored 2 cambia radicalmente; sin el uso de la marca se convierte en un desafío de lo más difícil, pero justo. Dependes únicamente de tu habilidad como jugador.

Arkane Studios ha sabido balancear el diseño de niveles para que todos los jugadores se sientan cómodos en la aventura. Profundizaremos en esta idea posteriormente, pero es realmente increíble el mimo y el detalle por parte de la compañía para que tantos rasgos de jugador encajen dentro del universo Dishonored. Bravo.

Explora tu entorno

Afronta los niveles con libertad


La joya de la corona en Dishonored 2 permanece en los niveles, así como su diseño y el planteamiento que siguen. La mayoría de misiones siguen el siguiente esquema: inicio en una zona con semi-libertad con alguna que otra misión secundaria, un barrio de enlace enemigo y la fase final donde se encuentra el objetivo. En la primera sección es habitual encontrarte con barrios neutrales. En ellos, los civiles se muestran totalmente indiferentes a nuestra presencia, pero si cometemos actos delictivos delante de ellos llamarán a la guardia en un periquete.

La expansión del tamaño de los niveles es fruto de las mejoras que el estudio ha implementado en el diseño. Ahora, en cada misión encontraréis mayor profundidad en los escenarios, ofreciendo entornos de los más delirantes. Para que os hagáis una idea de la magnitud que manejamos, una de las primeras misiones del juego comienza en los suburbios de una parte de Karnaca. Nuestro objetivo: alcanzar la estación de tren para llegar a una mansión donde se encuentra el siguiente personaje a abatir. Tras alcanzar el vagón, nuestro tránsito parará en un control de seguridad, por lo que tendremos que bajarnos y buscar el código de acceso para poder continuar en un puesto lleno de guardias. Una vez obtenida en el despacho del Oficial, podremos finalizar el encuentro.

10- dishonored 2

Una mansión de grandes proporciones se muestra ante nosotros. Al entrar, tan solo encontramos una pequeña habitación con una pequeña palanca. Al accionarla, las paredes y el suelo comienzan a moverse, construyendo una nueva sala amplia con escaleras. Todo un edificio intercambiable que abre y cierra vías a medida que utilizamos los mecanismos por toda la casa. Una genialidad de diseño que pone a prueba nuestro sentido de la orientación.

Porque Dishonored 2 es así, una constante prueba al jugador en niveles más y más intrincados a medida que la aventura progresa. Los enemigos también han sufrido mejoras en su comportamiento, aunque no difieren mucho de lo que encontramos en el primero. El alcance de su visión es alto, teniendo dos estados diferentes según cuánto nos hayan observado. Si la barra blanca no se ha llenado, los guardias sospecharán, revisarán la zona con parsimonia y volverán a sus puestos. Si la barra ya se torna en tintes rojos, se emplearán a fondo y llamarán a algún compañero cercano para revisar los alrededores. Si las dos barras se completan, comenzará la pelea.

He de ser sincero, pues me han sorprendido bastante. Son bastante sensibles al sonido y apreciarán leves cambios en su entorno, como una puerta abierta que antes permanecía cerrada, o una espada en el suelo perteneciente a un camarada. En mi experiencia —dificultad difícil—, los enemigos son imprescindibles para dar sentido al diseño de niveles. Su gran número y la inteligencia que muestran son clave para que el desafío aumente, lo cual es una delicia para los amantes del género.

7- dishonored 2

Y no solo existen adversarios humanoides. Casi todos los niveles incluyen enemigos únicos según la temática del lugar donde nos encontremos. En la mansión mencionada con anterioridad patrullan Los Mecánicos, maquinas de guerra de gran semblante que incorporan visión delantera y trasera. Su estilo visual está pensado para intimidar al jugador, pero también para que este aproveche sus debilidades explorando su cuerpo. Son realmente asfixiantes.

Cómo no, el juego sigue permitiendo completar la aventura mediante acciones no letales. De hecho, los objetivos para acabar con los jefes son bastante más elaborados que en la primera entrega, introduciendo pequeños puzles y metajuegos guiándonos únicamente por las pistas visuales que permanecen en los niveles. Ser creativos implica cometer más riesgos.

Conclusiones

La obra que ensalza al género


Podría pasarme el día entero lanzando piropos al proyecto de Arkane Studios. Dishonored 2 es de los mejores títulos que he tenido el placer de jugar en esta generación, y me atrevería a decir que de la anterior también. Pocos títulos me han hecho sentir que estaba en otra época, disfrutando cada rincón junto a Emily y Corvo. En algunos momentos me ha recordado a Thief —el original—, salvando las distancias.

Los mayores problemas que he podido encontrar tan solo son en el ámbito técnico y gráfico. Está lejos de los estándares visuales del 2016, y es una auténtica lástima. La dirección artística sigue la excelsa línea marcada con el original, pero la falta de nitidez y el anti-aliasing utilizada hace que la pantalla —al menos en Xbox One— se vea realmente borrosa, empañando el resultado final. Pero que los errores permanezcan solo ahí dice mucho de la alta calidad del resto de componentes.

Dishonored 2 es una experiencia que todos los amantes del género deberían vivir.

Artículo relacionado