||||

Análisis de Dragon Ball Xenoverse 2

1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Loading...
Análisis de Dragon Ball Xenoverse 2

Un cierre a la altura de la saga

Dragon Ball Xenoverse 2 expande los conceptos asentados en la primera entrega


De acuerdo a nuestro código ético, informamos que la copia analizada de Dragon Ball Xenoverse 2 nos ha sido cedida por Bandai Namco en su versión PlayStation 4

Veinte años después de su finalización, pocas franquicias siguen despertando pasiones a un nivel similar al de Dragon Ball. Y es que en enero de 1996 la serie de animación tocaba a su fin, tras 291 capítulos de Dragon Ball Z y casi siete años en antena.

Aquellos días quedan lejos en el calendario, pero el espíritu de los Saiyan sigue vivo en aquellos que crecimos con una aventura que nos hablaba del valor de la amistad, del trabajo duro, de la superación personal y del valor de perseguir tus sueños. Un legado que se ha reflejado en incontables fans que hoy tocamos la trieintena y no nos olvidamos de Goku y sus compañeros. Una herencia que hemos transmitido a generaciones más jóvenes, que aún hoy descubren esta maravilla nacida del puño de Akira Toriyama.

A pesar de que fue Toriyama el padre de todo, la serie continuó mucho más allá de las fronteras del manga. No tardó en aparecer Dragon Ball GT, seguido en la distancia por Dragon Ball Kai y el reciente Dragon Ball Super. Al margen de las nuevas entregas de animación, la marca siguió viva en el mundo del videojuego. En febrero del año pasado nos llegaba Dragon Ball Xenoverse; una propuesta que rompía con la tónica habitual de la serie en los videojuegos y apostaba por convertir al jugador en un héroe más, dentro de la plantilla que todos conocemos. Hoy podemos disfrutar de una continuación que no defrauda, mantiene el nivel de su predecesora y —además— amplía su propuesta con un enorme abanico que sirve como garante de muchas horas de diversión.

xenoverse2-4

El retorno de la Patrulla del Tiempo

Uno de los trabajos más destacables dentro de la serie Xenoverse ha sido darle una vuelta de tuerca a una historia mil veces contada. Y es que en esta ocasión nos ponemos en la piel de un Patrullero del Tiempo, cuya misión es salvaguardar que la línea temporal por todos conocida se mantiene intacta. Para ello, se sirve de Trunks como enlace argumental —recordemos su máquina del tiempo— y se sirve de este concepto para dar pie a toda una nueva rama que encaje a la perfección en el universo de Dragon Ball en términos argumentales y jugables.

Tú eres el Héroe

Los conceptos sobre los que se sostiene Xenoverse están muy bien hilados, pues suponen un ingenio argumental de cara a introducir una nueva historia dentro de la original. Para añadirle complejidad al reto, permiten al jugador crear su propio héroe e introducirlo en un contexto donde encaje perfectamente. Como colofón, este Xenoverse 2 renuncia a la posibilidad de permitirnos continuar con nuestro anterior héroe y —en su lugar— nos muestra las consecuencias de los sucesos de nuestra anterior aventura. De este modo, consiguen transmitirnos un impacto real dentro del universo de Dragon Ball. Y es que —si en su día jugamos a la primera entrega— veremos que en esta ocasión nuestro antiguo personaje es considerado un héroe dentro del juego. De este modo, cualquier fan sentirá en mayor o menor medida que creó un personaje que llegó a formar parte del elenco de héroes con el que creció. En este aspecto, el juego hará uso de nuestro primer héroe a lo largo de toda su trama y lo convertirá en un personaje al nivel de cualquier otro protagonista.

Además, el juego nos invita a revivir eventos conocidos a través de una óptica diferente. Como colofón, aparecerán personajes de la serie y de las películas: así como un mayor desarrollo de los antagonistas de la primera entrega. Con un combate final muy en la línea de una saga de Dragon Ball.

Dragon Ball Xenoverse 2 Análisis

El continuismo ¿enemigo o aliado?

Al crear nuestro nuevo héroe también nos daremos cuenta del único ‘pero’ que se le puede poner al juego: el continuismo. Un arma de doble filo, ya que está bien continuar con lo que funciona ¿pero también con lo que no? En ese aspecto, el equipo de desarrollo ha decidido no caer en revoluciones y apostar por lo seguro, sin procurar mejorar aquellos puntos flacos del primer título. Un continuismo que se refleja desde el primer minuto cuando nos percatamos de que no habrá razas nuevas entre el elenco de posibles elecciones. Se hubiesen agradecido nuevas opciones, pero nos conformaremos con las que ya nos presentaba el título original: Humanos, Saiyans, Namekianos, Monstruos y la Raza de Freezer.

Junto a este continuismo, no tardaremos en darnos cuenta de la verdadera apuesta del juego: la expansión. Y es que si bien no introduce novedades, lo que sí hace es ampliar la oferta de lo que ya propuso en su origen. Así nos daremos cuenta de que las opciones de personalización de cada raza han crecido mucho y para bien: con lo que podremos hacer nuestro personaje aún más único.

Estas dos claves definen perfectamente la propuesta de Xenoverse 2: poca novedad, pero mayor profundización en aquello que ya conocías.

Ampliando conceptos, bienvenido a Conton City

Dado que los esfuerzos de Xenoverse 2 se centran en ampliar la oferta original más que en solucionar los errores que arrastra de la primera entrega, lo cierto es que —al menos lo que se propone— consigue hacerlo con bastante acierto.

Dragon Ball Xenoverse 2 AnálisisEn primer lugar Toki Toki City ha evolucionado hasta convertirse en Conton City, una suerte de hub central como el que disfrutásemos en el primer juego: pero mucho más grande. Ahora, Conton City servirá como punto de reunión que podremos recorrer a nuestro gusto y de la manera que prefiramos ¡incluso volando!. En ella encontraremos tiendas en las que podremos adquirir todo tipo de equipamiento, accesorios, habilidades y suministros. Asimismo, a lo largo de su mapa nos encontraremos con lugares en los que acceder a misiones secundarias (online y offline) así como la posibilidad de acceder a eventos y pequeñas tareas dentro del mapeado.

En general la vida de Conton City es bastante animada, especialmente si estás conectado a la red pues verás a otros jugadores de manera simultánea. Si bien es cierto que sus funciones se reducen a las que ya conocemos, se agradece que se trate de un mapeado más amplio que nos permite movernos un poco más y acceder a alguna que otra novedad adicional. Por ejemplo, se incluyen “monturas” como la nube kinton o pequeñas naves cuya inclusión es meramente anecdótica. Asimismo, volveremos a tener a nuestra disposición un enorme elenco de entrenadores de los que aprender sus técnicas. En esta entrega el sistema de aprendizaje se hará de una manera más parecida a una escuela. A lo largo de la aventura nos iremos examinando en la academia y, aprobando el examen, obtendremos acceso a entrenadores más poderosos, o a fases más avanzada del entrenamiento. Al final todo se resume a ganar combates, pero el conjunto se sostiene bien.

El mapeado dispondrá de una serie de fallas temporales en las que podremos realizar distintas tareas. En concreto, tendremos acceso a la casa del Monstruo Bu, a la mansión de Mr. Satán, al Planeta Namek, a la Nave de Freezer y a la Kame House. Todas ellas nos propondrán distintos minijuegos por los que iremos avanzando. Al final, nos servirán para aprender habilidades definitivas dependiendo de nuestra raza. Una vez más, todos estos minijuegos se reducen a ir completando combates, con lo que la variedad jugable no difiere en absoluto y quizás es una oportunidad desaprovechada para ampliar las posibilidades en este aspecto.

Por último, por el mapeado nos encontraremos con algunos NPC nos encargarán pequeñas tareas —como hacer una pose frente a ellos— para obtener nuevas poses o equipamiento. Además, habrá algún que otro minijuego como el reparto de leche en un tierno guiño hacia la etapa más temprana de la serie.

Dragon Ball Xenoverse 2 Análisis
Dragon Ball Xenoverse 2 tiene una inmensa cantidad de personajes tanto de la serie como de las películas

Combate: un corazón que late al mismo ritmo

El continuismo del juego queda patente con el sistema de combate: pues es prácticamente igual al de la primera entrega. Un sistema que no se antoja demasiado complejo y tiene muchos elementos de rol para los más asiduos a la serie y a la enciclopedia de habilidades del universo Dragon Ball.

El 99% de las combinaciones de ataque se reducirán al uso y combinatoria de dos únicos botones, mientras que a través de los gatillos podremos acceder a las habilidades que hayamos configurado. Asimismo, nuestras capacidades defensivas dependerán —quizás más de lo que nos hubiese gustado— de nuestro desarrollo en el área de resistencia. Y es que a más resistencia, más cargas podremos emplear para evadir al enemigo teletransportándonos a su espalda.

En este aspecto es cierto que la mecánica funciona y delega gran parte del éxito del sistema sobre su componente más rolero. Y es que dependiendo de nuestro nivel y de cómo hayamos mejorado nuestros atributos, podremos sacar más partido a un tipo de ataques u otros. De esta manera, si hemos personalizado nuestro personaje de acuerdo con nuestras preferencias en combate, nos será más fácil plantar cara con nuestros héroes.

Para terminar, la ingente cantidad de técnicas que podremos adquirir a lo largo del juego harán que podamos personalizar a nuestro guerrero con grandes garantías de éxito. Los más acérrimos de Dragon Ball no encontrarán muchas técnicas sin representar en el juego. Por no decir ninguna.

El elemento RPG: un sistema vertebral.

Si el combate es el corazón, el elemento RPG es poco menos que el sistema nervioso. A lo largo del juego subiremos de nivel e iremos asignando puntos a aquellas áreas con las que más cómodos nos sintamos.

Las posibilidades de personalización no son solo combativas sino también estéticas: y como ocurriese en el juego anterior, podremos hacernos con un sinfín de armaduras para ganar no sólo atributos sino también un aspecto. En esta entrega se incluyen los QQ Bangs, elementos resultantes de la fusión de objetos que tengamos en el inventario y que potenciarán nuestris atributos. Su verdadera función es la de equiparnos con ellos para obtener los atributos que nos interesen y poder así lucir la armadura que más nos guste: y es que mientras llevemos equipado un QQ Bang, las estadísticas de nuestra armadura no afectarán. De este modo, podremos equiparnos esa armadura que tanto nos gusta pero cuyos atributos no acaban de convencernos.

Dragon Ball Xenoverse 2 Análisis
Las opciones de equipo son muy similares a la primera entrega

En cuanto a la variedad de equipación, es francamente impresionante encontrarte con toda clase de atuendos que ya hemos visto en anteriores ocasiones. Los más fans de la serie no podrán evitar sonreir al encontrarse con la indumentaria de Goku y Piccolo cuando acuden a la autoescuela. Mimo por el detalle y variedad son dos de sus grandes bazas.

Las habilidades siguen arrastrando un problema que no nos gustó nada en el primer Xenoverse: y es que tan sólo irán acompañadas de una breve descripción textual. Un vídeo demostrativo en la ficha de descripción haría mucho más sencillo identificar cada habilidad. Especialmente cuando tienes cientos de ellas. Sin embargo, seguirán reduciéndose a un nombre y una breve descripción que no nos dirá nada hasta que la probemos en combate.

Una oportunidad perdida para tus oídos

Uno de los puntos más flacos está protagonizado por el apartado sonoro, que llega a ser repetitivo. Si bien es cierto que el doblaje en perfecto japonés y la gran cantidad de voces y efectos sonoros están al nivel del resto del juego: las melodías dejan mucho que desear.

En lugar de tirar por el factor nostálgico y premiarnos con esa melodía que seguramente ahora estés tatareando, Xenoverse 2 introduce una serie de temas que pueden llegar a cobrar demasiado protagonismo y hacerse repetitivos si pasamos algo de tiempo en Conton City. En este aspecto, se le podía haber sacado mucho más jugo a un título que pretende enamorar —ante todo— a los fans.

Dragon Ball Xenoverse 2 Análisis
Caras conocidas como Turles aparecerán en esta nueva entrega

En definitiva

Dragon Ball Xenoverse 2 es —ante todo— un homenaje a uno de los mangas más famosos de todos los tiempos. En su interior descubriremos un juego diseñado para hacernos sentir protagonistas dentro de la historia con la que todos hemos crecido. Para ello, pone a nuestra disposición nuestro propio héroe, con nuestras propias habilidades y técnicas. Un sistema de personalización lo suficientemente profundo como para que podamos sentirnos realmente a gusto con nuestro protagonista y una historia que se puede disfrutar por sí sola, pero que se verá enriquecida si tenemos experiencia en la entrega anterior. Resulta entrañable ver cómo ha pasado el tiempo y aquel héroe que encarnásemos en su día: hoy se haya convertido en una personalidad reconocida dentro de Dragon Ball.

La variedad del juego es asombrosa en todos sus aspectos: equipamiento, técnicas y personajes. Todo está hecho para abarcar la mayor porción posible de Dragon Ball, y en su interior nos encontraremos con guiños tan antiguos como la indumentaria de Pikkon o personajes mucho más recientes como Black Goku. Es remarcable la gran cantidad de personajes que atesora el juego y la aún más gran cantidad que incluirá en el futuro: haciendo un compendio casi perfecto.

Continuista: sí. Pero no defraudará a aquellos que disfrutaron con la primera entrega ni tampoco a los fans de la obra. Contando con la historia principal, las misiones secundarias y el resto de eventos que podremos completar en Conton City: estamos hablando de muchas horas de diversión en solitario o junto a un buen amigo a través de su sistema online.

Artículo relacionado