||

Análisis de Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence Ascension

1 vote, average: 2,00 out of 51 vote, average: 2,00 out of 51 vote, average: 2,00 out of 51 vote, average: 2,00 out of 51 vote, average: 2,00 out of 5
Loading...
Análisis de Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence Ascension

Crea tu propio imperio en el Japón feudal


De acuerdo a nuestro código ético, informamos que la copia analizada de Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence – Ascension nos ha sido cedida por Koch Media.

Tradicionalmente, los juegos de estrategia suelen encontrarse en PC, donde existe una gran variedad de estos títulos que se han ganado a pulso una legión de fieles seguidores. En consola, sin embargo, estos títulos son mucho más escasos y suelen pasar desapercibidos para la mayoría de jugadores. Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence es uno de esos títulos hechos para hacer que nos exprimamos el cerebro durante horas y horas. Se trata de un juego híbrido, que combina la gestión de ciudades con un simulador de batallas ambientado en el Japón feudal, durante la era Sengoku. Nuestro objetivo será construir un imperio desde cero y unificar Japón siguiendo la senda de Nobunaga Oda.

El juego cuenta con una barrera de entrada bastante importante que puede hacer que muchos jugadores lo abandonen a las pocas horas. Para empezar, está completamente en inglés, tanto sus voces como sus textos. Además, la comunicación del juego con el jugador es bastante mala, el tutorial deja mucho que desear y hay cientos de opciones y estadísticas que carecen de explicación, por lo que, al principio, sólo podemos intuir su función. La interfaz del juego tiene gran cantidad de iconos y variables que debemos tener en cuenta a cada paso que demos, pero que no cuentan con ningún texto explicativo, por lo que nuestras primeras partidas pueden resultar confusas y frustrantes.

Al comenzar el juego, deberemos escoger un teniente que será nuestra mano derecha a lo largo de la partida y cumplirá nuestras órdenes. A continuación, podremos definir las condiciones de la partida. Contaremos con un gran abanico de opciones que nos permitirá personalizar a fondo la partida, desde aspectos básicos como la dificultad general del juego, a otros más concretos como la velocidad a la que crecerán nuestros cultivos o la esperanza de vida de nuestros tenientes y los líderes de los clanes. Con todas las opciones a nuestro alcance, la variedad de partidas está asegurada, aunque puede costar bastante encontrar la combinación que más nos guste.

2- Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence – Ascension

Una vez hayamos establecido nuestras preferencias, dará comienzo el juego. Una pequeña escena nos introducirá en el contexto histórico  y en nuestra historia. Esta escena, y todas las del juego, son simplemente diálogos escritos entre dos personajes que aparecen dibujados en pantalla, un sistema bastante arcaico y puede llegar a cansar pronto, haciendo que nuestro interés en la historia decaiga rápidamente. Lamentablemente, es un aspecto muy desaprovechado, ya que la ambientación del juego podría dar pié a auténticas maravillas jugables y es poco común dentro del mundo de los videojuegos.

Al terminar la escena, estaremos ya al mando de la pequeña porción de tierra que será nuestro primer hogar. Aquí deberemos construir puestos comerciales, granjas y forjas para cubrir las necesidades básicas de oro, suministros y hierro. A la hora de construir cada nuevo edificio deberemos escoger un distrito de nuestro dominio, y deberemos hacerlo con cuidado ya que su productividad puede variar según los elementos que lo rodeen. Algunos elementos sólo pueden construirse en lugares que cumplan ciertas condiciones, Los aserraderos, por ejemplo, deben estar junto a un bosque y los puestos comerciales junto a un camino. Otra variable que debemos considerar, además de los costes básicos, es el tiempo que nos costará terminar cada construcción.

Al principio de cada mes nos reuniremos con nuestros consejeros, que nos pondrán al día de nuestras finanzas y recursos en un concilio. Al terminar, daremos las órdenes que creamos convenientes, como construir nuevos edificios, ampliar nuestro dominio para conseguir más terreno o investigar avances que desbloqueen edificios. Tras el concilio, el tiempo se pone en marcha y nuestros aldeanos comienzan a cumplir nuestras órdenes. De nuevo, al llevar a cabo todas estas acciones podemos ver iconos y números por todas partes que, sin una explicación clara de su significado, pueden abrumarnos y confundirnos.

1- Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence – Ascension

Al igual que nuestros aldeanos están a nuestras órdenes, nosotros estamos a las de nuestro señor. Al principio de la partida, el Lord al que sirvamos nos encargará diversas misiones que pueden ir desde conseguir una cierta cantidad de recursos, a formar un ejército o atacar a un cierto enemigo. Cumplir cada una de estas misiones nos otorgará honor, que nos llevará a ascender en la jerarquía de rangos. En principio, el tiempo de que disponemos para cumplir estas misiones es ilimitado. Sin embargo, no estamos solos en el mundo, ni somos el único sirviente del Lord. En cualquier momento puede surgir un competidor que emprenda una misión y nos arrebate el premio.

Al alcanzar cierto nivel de honor subiremos de rango, lo que nos permitirá dejar nuestro pequeño dominio y mudarnos a un castillo. Seguiremos teniendo acceso a nuestros recursos y podremos volver a nuestra ciudad para hacerla crecer, pero nuestra imagen cambiará a un mapa mucho mayor por el que se pasearán ejércitos y se librarán batallas. Mientras nuestro rango sea de nivel bajo, nuestro Lord puede pedirnos que reunamos a nuestros soldados y marchemos a la batalla, algo que también podremos hacer nosotros cuando consigamos suficiente honor.

Llegados a este punto, entrar en combate será inevitable. Durante las batallas nuestro mapa será mucho más reducido. Comandaremos a nuestro ejército mediante un menú con órdenes simples, como moverse, atacar o utilizar habilidades especiales. Las batallas ocurrirán en tiempo real y son todo un espectáculo cuando se juntan cuatro o cinco ejércitos diferentes en una misma batalla. Sin embargo, es en este punto donde más se nota que los gráficos están por debajo del estándar de la generación. Podremos mover la cámara libremente y hacer zoom sobre nuestros soldados, lo que nos mostrará unos modelados con poco detalle y una animaciones que dejan mucho que desear.

3- Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence – Ascension

A pesar del desfase gráfico, cada batalla es única y el componente estratégico tiene mucho peso. Deberemos calcular cada movimiento y utilizar el mapa a nuestro favor para conseguir una posición ventajosa o desplazarnos más rápidamente. Podremos escoger la formación en la que avanzan nuestros soldados, la composición del ejército y el número de personas que llevaremos a cada batalla. Será importante tener en cuenta los recursos con los que cuenta nuestro enemigo, tanto fortificaciones como alianzas antes de lanzarnos al ataque.

Si eres amante de los juegos de estrategia y te atrae la ambientación japonesa, Nobunaga’s Ambition Sphere of Influence puede ser una buena opción para añadir a tu colección. La enorme cantidad de opciones de personalización nos asegura horas de juego casi ilimitadas. Incluso podremos crear personajes históricos o eventos personalizados para utilizar durante nuestras partidas. Pero si eres nuevo en este género, puede que el título no sea el más adecuado para comenzar. La cantidad de variables a tener en cuenta y la poca información que nos ofrece el juego sobre ellas podría bastar para frustrar y sobrepasar al jugador, haciendo que dejase de lado uno de los pocos juegos de estrategia que llegan a nuestras consolas.

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…