||

Análisis Until Dawn Rush of Blood

1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Loading...
Análisis Until Dawn Rush of Blood

Los sustos y las montañas rusas han plagado la realidad virtual desde sus inicios

Until Dawn Rush of Blood combina estos dos aspectos


 De acuerdo a nuestro código ético, informamos que la copia analizada de Until Dawn Rush of Blood nos ha sido cedida por Sony 

Estamos en los comienzos de la realidad virtual comercial, muchos de los títulos parecen poco más que experiencias y experimentos, y casi todos son bastante cortos comparados con los títulos normales. Que sea corto no supone un gran problema mientras la experiencia sea satisfactoria y tenga un precio en consonancia. Until Dawn Rush of Blood busca precisamente cumplir esas dos premisas.

Lo primero que hay que saber de Until Dawn Rush of Blood es que se trata de un spin-off del Until Dawn original, pero tiene poco que ver con él. Sobre todo porque este título no cuenta con un argumento como tal. Durante un viaje en una montaña rusa de un parque de atracciones, aparece un supuesto psicópata que nos desvía por una ruta abandonada, donde ha liberado un gas que nos hace ver cosas que no son reales. O al menos es lo que parece.

Realmente no tiene demasiada importancia. Los únicos fragmentos de historia tienen lugar entre fases, y se basan en continuar el misterio de si se trata realmente de una visión o no, o si es que simplemente estamos locos. Las conexiones con Until Dawn se dan en forma de ciertos enemigos y detalles durante las fases. Resulta interesante, pero no pasa de más que una curiosidad.

until-dawn-rush-of-blood-imagen-2

Lo realmente importante de Until Dawn Rush of Blood es su jugabilidad. Sentados con -relativa- tranquilidad en una vagoneta de montaña rusa, recorreremos un circuito donde ir disparando a diestro y siniestro a cuanto nos salga al paso. Todo ello en unos escenarios que recuerdan a las antiguas ferias, pero envuelto en un oscuro mundo de pesadilla retorcida.

Hoteles abandonados, siniestras minas, mataderos… todos cargados de habitantes de lo más adorable: asesinos con máscaras de payaso, espectros, maniquíes, e incluso los clásicos zombies. No falta ninguno de los clichés habituales del género, y ninguno de ellos faltará a su cita con el inevitable salto hacia nuestra cara -el conocido como jump scare-.

Para deshacernos de ellos haremos uso de nuestras dos armas. Dos pistolas en su forma más básica, pero que se pueden cambiar por otras de munición limitada si disparamos a sus cajas en los escenarios, como revólveres, escopetas o pistolas de bengalas. Su control es excelente con dos PS Move, pero mucho más limitado con un DualShock 4.

Con dos PS Move podremos iluminar y disparar a dos zonas diferentes, y cuando le pillemos el truco a apuntar con los Move nos hace sentirnos como unos vaqueros del salvaje oeste. En cambio el control con DualShock 4 es más simple e impreciso. Apuntamos con el propio mando, que al representar a dos armas hace que el punto central de apuntado en realidad no sea donde se dispara, sino que es a ambos lados de ese punto. Cuesta acostumbrarse, y aunque se le acaba cogiendo el truco, nunca será lo mismo que usar dos armas individuales ni por asomo.

until-dawn-rush-of-blood-imagen-1

Cada una de sus fase tiene una duración aceptable para su género, que además cuentan con desafíos y secretos adicionales que las hacen muy rejugables. Incluso se puede elegir la ruta en algunos cambios de vía. Sólo son pequeños fragmentos, pero añaden algo más de posibilidades. El problema es que el número de fases es algo escaso. Un total de siete niveles, que si queremos podemos terminar en una sola tarde. Dejando tan sólo la rejugabilidad por los desafíos y secretos, como los dos finales posibles.

Con la realidad virtual prácticamente en pañales, no es de extrañar que las compañías no pongan demasiado énfasis en el apartado técnico, ya que todavía no conocen los trucos y demás con los que aprovechar más la potencia gráfica. Until Dawn Rush of Blood no es un prodigio técnico, pero es de los títulos que mejores experiencias proporciona en estos momentos.

Nos hace sentir realmente que estamos en un vagón de montaña rusa, lo que añade más sensación de velocidad en las partes con caídas o giros, y hace que los saltos a la cara sean especialmente terroríficos. De hecho es el principal recurso -a veces el único- que utiliza para dar sustos, ponerte algo muy cerca de repente. Un viejo truco que funciona siempre, ya que al estar concentrado y en tensión no importa si nos salta un horripilante monstruo o un adorable gatito, vamos a reacccionar igual.

until-dawn-rush-of-blood-imagen-3

Apenas ocasiona sensación de mareo, por lo que puede resultar ideal para mostrar a gente no acostumbrada a la realidad virtual. Eso sí, hay que saber bien que vamos a encontrar escenarios tétricos, y en especial sustos repentinos en toda la cara. Pero si no hay problema con eso podemos organizar unas sesiones con amigos/familiares de lo más divertidas en mucho tiempo.

Until Dawn Rush of Blood es un muy acertado inicio de lo que puede ofrecer la realidad virtual. Une en un sólo título tres de los conceptos que mejor funcionan, como las montañas rusas, los sustos, y los disparos con ambas manos. Creando una experiencia emocionante, terrorífica y divertida, aconsejable para cualquiera que sea capaz de soportar los contínuos sustos que va a encontrar durante el juego.

Hay que tener en cuenta que es muy corto, incluso demasiado corto si nos ponemos en serio con él. Además sin dos PS Move la experiencia es muy diferente y no resulta tan satisfactoria. Por suerte se puede probar en las demos para PlayStation VRde la Store, por si el manejo con DualShock 4 no nos convence del todo. Lo mejor sin duda es el precio tan ajustado que tiene, con el que se puede justificar sin problemas su escasa duración. Muy a tener en cuenta.

until-dawn-rush-of-blood-imagen-4

Artículo relacionado