||||

Análisis de Overcooked

1 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 51 vote, average: 4,00 out of 5
Loading...
Análisis de Overcooked

Overcooked es un adictivo juego que pondrá a juego nuestra capacidad de coordinación y organización en equipo


De acuerdo a nuestro código ético, informamos que la copia analizada de Overcooked nos ha sido cedida por Team 17.

Los juegos de cocina han copado siempre las páginas de juegos en flash y han alcanzado una popularidad similar a la de los escape room o aventuras gráficas de este tipo de portales. En 2006, la desarrolladora Cooking Mama Ltd lanzó la serie Cooking Mama para Nintendo DS y, más adelante, para Nintendo 3Ds, Wii, iOS y Android. Lo que caracterizaba a este género era la elaboración de varios platos siguiendo una receta, haciendo uso de la capacidad de coordinación para completar dichos platos en el menor tiempo posible. En su contra, sufrían la etiqueta de juegos casual, además de lucir un tipo de estética muy infantilizado y el estigma de ser juegos dirigidos a niñas.

Recientemente, algunos estudios indies se han decidido a impulsar de nuevo este género, como Vertigo Gaming con su Cook, Serve, Delicious!. Y, en agosto de 2016, Ghost Town Games lanzó Overcooked, un juego que ha ido ganando fama mediante el boca a boca de los usuarios.

Overcooked es un videojuego de cocina que cuenta con una historia épica y simpática. El Apocalipsis ha llegado al Reino de la Cebolla y sólo dos cocineros pueden salvar al mundo del desastre si logran vencer al Glotón Eterno —una bestia cuyo diseño recuerda ligeramente al Monstruo del Espaguetti Volador—, dándole de comer los platos que éste exige. Esta lucha heroica hará las funciones de tutorial y terminará siempre con la derrota de nuestros chefs a manos de un monstruo insaciable. Tras este fatal fin, el Rey de la Cebolla teletransportará a los cocineros al pasado, en el cual deberán recorrer el Reino de la Cebolla para perfeccionar el arte de la gastronomía y así poder alzarse victoriosos contra el Glotón Eterno y devolver la paz a su mundo.

1- overcooked

Cada nivel consistirá en la gestión de restaurantes variopintos, que irán desde una hamburguesería hasta un puesto de comida en plena calle. Un equipo formado de dos a cuatro cocineros deberá organizarse para preparar en el menor tiempo posible los pedidos que les van llegando, a la vez que van lidiando con dificultades como cocinar en barcos cuya cubierta oscila con las olas del mar —y en la que, por consiguiente, se desplazan los compartimentos de la cocina—, o en camiones cuyos vagones cambian de lugar continuamente para dejarnos sin acceso a distintos módulos de la cocina. Además de organizarse para preparar los ingredientes y guisar, el equipo de chefs deberá lidiar con otras tareas de la cocina, como fregar los platos o apagar incendios provocados por desatender los fogones u hornos en funcionamiento.

En cada fase, recibiremos de una a tres estrellas según la puntuación que logremos, que será mayor según el número de pedidos completados y las propinas recibidas por una atención a nuestros clientes rápida y eficaz. A medida que avancemos, se irá premiando al jugador con nuevos cocineros disponibles —cuya función será mera estética y no afectará a la jugabilidad— y niveles adicionales para el modo «cara a cara». Al principio del juego, bastará con conseguir al menos una estrella por nivel, pero cuando lleguemos a los últimos mundos del juego será necesario acumular un determinado número de estrellas en total, con lo cual deberemos rejugar antiguas fases para lograr más estrellas que nos permitan proseguir con nuevos niveles.

3- overcooked

La mecánica del juego requiere agilidad y unas capacidades excelentes de coordinación y organización. Aunque es posible completar la campaña en modo solitario, el juego es mucho más disfrutable en modo cooperativo y ayuda a fortalecer el trabajo en equipo, aunque el estrés de cada pantalla puede poner a prueba el cariño que haya entre los jugadores que se animen a cocinar juntos. Asimismo, Overcooked también dispone de modo «cara a cara», en el que de dos a cuatro jugadores se enfrentarán para lograr la mayor puntuación. Y, si una vez completado el juego nos quedamos con ganas de más, podemos contar con la expansión The Lost Morsel, que nos ofrece seis niveles más y cocineros nuevos desbloqueables.

La curva de dificultad está bien cuidada y el desafío se adapta tanto al modo solitario como al cooperativo. El Reino de la Cebolla se compone de 30 niveles, clasificados en distintas zonas, que irán desde la ciudad —en la que lidiaremos con transeúntes contra los que, si chocamos, echarán a perder lo que llevemos en las manos; y con ratones que nos robarán la comida desatendida—, el páramo helado —donde cocinaremos sobre icebergs resbaladizos—, la mansión encantada— donde se irá la luz y deberemos memorizar la cocina y cada una de sus secciones—, el espacio exterior—en una estación en la que las puertas se abren y se cierran de forma remota, mientras los asteroides cruzan la pantalla dificultando ligeramente la visión— y la zona volcánica—en la que deberemos esquivar bolas de fuego—. Entre dichas zonas, contaremos con fases en la que cocinaremos en camiones o barcos en constante movimiento. Finalmente, como es de esperar, el último nivel será el combate contra el Glotón Eterno, donde elaboraremos todas las recetas aprendidas y deberemos gestionar la cocina en un edificio en construcción, en el que la grúa se irá llevando y trayendo módulos.

2- overcooked

Overcooked es un juego que, gracias a su estética colorista y adorable, con sus personajes que van desde graciosos humanos a gatos y mapaches, y aderezado con una BSO entrañable, transmite sensaciones muy positivas para a quienes les apetecen un videojuego feliz. Cada nivel es reto para nuestras capacidades de coordinación, pero al mismo tiempo un aliciente para nuestro sentido de autosuperación. Asimismo, para los jugones que echamos de menos el multijugador local —de lo cual hablé en mayor profundidad en el número de octubre de nuestra revista con mi artículo «Menú para dos»—, Overcooked nos ofrece una diversión en pareja o con amigos que, al mismo tiempo, nos ayudará a formar un gran equipo con el que superar momentos de estrés como ratones que te roban la comida, incendios en la cocina o cubiertas de barco que al oscilar con las olas nos obligan a sacar nuestros reflejos para adaptar la gestión culinaria. Tal vez un añadido que se eche en falta en este tipo de juegos es un pequeño libreto —dentro del juego o como añadido para una edición física— que consista en un compendio de recetas para confeccionar en la vida real los deliciosos platos que conoceremos a lo largo del juego.

 

Artículo relacionado

Análisis de Punch Club

Análisis de Punch Club

Mientras se lee este análisis, recomiendo encarecidamente buscar y escuchar «Eye of the Tiger»; es…