[Especial] PlayStation cumple 20 años: PlayStation 3, la bestia negra

[Especial] PlayStation cumple 20 años: PlayStation 3, la bestia negra

Es muy posible que el tipo de éxito más difícil de superar sea el propio, y en el mundo de las consolas no ha existido mayor éxito que el de PlayStation 2. Es por eso que PlayStation 3 se encontró con la titánica tarea de al menos intentar igualar tal hazaña. Sony planeó detenidamente cómo sería su próxima consola, y buscó que su lanzamiento fuera tan exitoso como el de Playstation 2… Cosa que finalmente no le salió tan bien o, al menos, no tanto como esperaban.

Playstation 3 apuntaba maneras, con una potencia técnica que nos prometía poco menos que soñar con sus posibilidades. Incluía WiFi, HDMI, ranuras para todas las tarjetas de memoria, retrocompatibilidad con los discos de PlayStation 1 y PlayStation 2; y de nuevo optó por un formato que daba sus primeros pasos: el Blu-Ray.

Ésto último fue lo que al comienzo le trajo más problemas. En primer lugar dispara su precio hasta los 600€, una cifra que hoy día se vería como una auténtica locura. Pero, aunque de nuevo se trataba de una forma eficaz y económica de hacerse con un reproductor Blu- Ray -como ocurrió con PlayStation 2 y los DVD-, este nuevo formato estaba aún lejos de convertirse en el nuevo estándar, no sólo por ser aún muy nuevo, sino por competir directamente con el HD-DVD.

Por si fuera poco, un problema de suministros con los diodos de los lectores hizo que el lanzamiento de la consola se retrasara varios meses en Europa y Oceanía. Por lo que además de salir un año más tarde que su directa competidora, Xbox 360, perdió por completo la campaña de Navidad. Y la cosa no acaba aquí.

ResistanceA pesar de su alto precio y la promesa de una gran potencia técnica, los juegos que acompañaron a la consola no eran muy rompedores. La calidad general era bastante baja, con sólo unos pocos alcanzando un nivel aceptable, como Resistance: Fall of Man (Insomniac, 2006) o Motorstorm (Evolution, 2006). A esto hay que sumarle que algunos títulos interesantes fueron retrasados y se perdieron el lanzamiento, como The Elder Scrolls IV (Bethesda, 2006). Un comienzo un tanto desalentador para PlayStation 3.

Curiosamente en Europa todos estos “problemas” no le quitaron mucho mercado, de hecho en algunos lugares se convirtió rápidamente en la primera opción de esa generación. En cambio sí que le pasó factura en el mercado americano, donde por mucho tiempo fue Xbox 360 la consola dominante indiscutible. Esto se puede comprobar de forma un tanto peculiar; prácticamente todas las referencias a consolas de esa época en películas y series americanas pasan a usar “la Xbox” -o mostrar su mando- como expresión fija.

A PlayStation 3 le tocaba remontar un buen trecho, pero Sony sabe que la competición entre consolas es una carrera de fondo, no un sprint, e hizo uso de su mejor arma: los juegos exclusivos.

Tanto las first parties como la propia Sony se pusieron manos a la obra, y aunque los primeros intentos no resultaron tan bien como se esperaba -como el injustamente olvidado Heavenly Sword (Ninja Theory, 2007)- en el mismo 2007, a finales, ya llegó un juego que no dejó indiferente a nadie: Uncharted, el Tesoro de Drake (Naughty Dog, 2007). Demostró el potencial técnico de PlayStation 3 con una aventura excepcional en todos los sentidos. Pero fue su siguiente año donde los exclusivos empezaron a ser tan abundantes como interesantes.

metal-gear-solid-4Metal Gear Solid 4 (Konami, 2008) fue uno de los más importantes, con tanta calidad como grande es su legión de fans, fieles a la saga desde su resurgir en PSX. También hubo secuelas muy sonadas, tales como Resistance 2 (Insomniac, 2008), con la posibilidad de alcanzar 60 jugadores en las partidas online; o Motorstorm Pacific Rift (Evolution, 2008) , que mejoraba a la primera entrega de forma brutal. Aunque ese año fue Little Big Planet (Media Molecule, 2008) quien sorprendió a propios y extraños, con una mecánica clásica de plataformas que nos hizo soñar. Claro que para mi fue Valkyria Chronicles (Sega, 2008) quien debería haber alcanzado esa cima.

Pero todo esto aún no era nada en comparación con el siguiente año. En el 2009 nos llegarían algunas de las joyas más reconocibles no sólo de PlayStation 3, sino del mundo de los videojuegos. Killzone 2 (Guerrilla, 2009) nos dejó sin aliento con su factura técnica y crudeza, y Uncharted 2: Entre Ladrones (Naughty Dog, 2009) llevaba la aventura directamente a otro nivel nunca visto. También otros juegos algo menos sonados en su momento, aún nos siguen trayendo secuelas excelentes, como inFamous (Sucker Punch, 2009) y Demon’s Souls (From Software, 2009). Ese año PlayStation 3 se empezaba a convertir de nuevo en el sistema por excelencia.

Nathan DrakeSu ascenso se volvió imparable, y los juegos de los próximos años no hacían más que consolidarla. God of War 3 (Santa Mónica, 2010), Gran Turismo 5 (Sony, 2010), Heavy Rain (Quantic Dream, 2010), Uncharted 3 (Naughty Dog, 2011), inFamous 2 (Sucker Punch, 2011), Killzone 3 (Guerrilla, 2011), Journey (That Game Company, 2012), Beyond: Dos Almas (Quantic Dream, 2012), Ni No Kuni (Level-5, 2010)… La lista podría ser muy larga según los gustos de cada uno. Pero hay un juego que alcanzó tal grado de perfección que hizo que PlayStation 3 se convirtiera en una consola obligatoria para todo aficionado a los videojuegos: The Last of Us (Naughty Dog, 2013).

Con The Last of Us PlayStation 3 alcanzaba un nuevo techo técnico que parecía imposible. Cuenta una historia cruda, emotiva y desgarradora, mezclando los estilos de sigilo, acción y aventura; un juego perfecto en su género. Tener una PlayStation 3 y no haber jugado a este juego es algo poco menos que imperdonable, y supuso una rúbrica de oro al relevo generacional con PlayStation 4.

Pero eso no significa ni mucho menos que PlayStation 3 haya decidido echarse a un lado todavía. Sí es cierto que su catálogo se ha ido reduciendo a juegos puente entre generaciones y versiones multiplataforma, pero la calidad de estos títulos es lo suficientemente alta como para poder seguir disfrutando de ella sin problemas. Grand Theft Auto 5 (Rockstar, 2013), todos los Call of Duty, Tomb Raider (Crystal Dynamics, 2013), Sombras de Mordor (Monolith, 2013), o Destiny (Bungie, 2013) son algunas pruebas evidentes.

Claro que tampoco hay que quedarse sólo en el software, PlayStation 3 también introdujo una serie de componentes dignos de mención. El propio mando, llamado dualshock 3, supuso una clara mejora respecto al de Playstation 2, a pesar de que la base era casi idéntica -si algo funciona, para qué cambiarlo-. También tuvo su versión de la cámara de PlayStation, llamada PS Eye, que intentó recuperar el enorme éxito que consiguió en PlayStation 2, pero la verdad es que apenas se acercó.

the-eye-of-judgment-4e264eb0d1f26Sólo llegó a tener dos usos realmente interesantes. Uno de ellos con el más que genial The Eye of Judgment (Sony, 2007). Un juego de cartas con tablero que usaba la cámara para trasladar la acción a la pantalla, que con sinceridad creo que podría haber llegado a mucho más -hoy día incluso a eSport-. Y el otro uso fue como complemento indispensable para Playstation Move, el periférico que intentó aprovechar la moda del momento de juegos en los que el control es sobre todo con el movimiento. La progresiva desaparición de The Eye of Judgment, así como la moda del control por movimiento y la realidad aumentada que también desaparecía (a pesar del buen intento del Wonderbook), hizo que tanto PS Eye como el mando Move pasaran al cajón de buenas ideas en malos momentos.

Es por eso que a la hora de hablar de PlayStation 3 como se merece, no debemos centrarnos en la propia consola o en alguno de los inventos que intentaron introducir -hubo también un amago de hacer juego remoto con la nueva portátil, PS Vita, y de llevar el juego en 3D a los hogares-. Pero la verdad es que PlayStation 3 significa juegos exclusivos de calidad, que por si fuera poco empezaron a aparecer con las sucesivas rebajas de la consola -que también la llevaron por el proceso de la versión Slim, bastante acertada; y otra versión Super Slim, un tanto feucha-. Al fin y al cabo, son los juegos lo realmente importante en una consola.

The_Last_of_Us_Concept_Art_-_FloodedPlayStation 3 se hizo muy competitiva en el mercado, y su avalancha de grandes títulos la llevaron finalmente de nuevo a lo más alto. Una posición tan buena que permitió distanciarse casi al instante a su nueva hermana en su lanzamiento, PlayStation 4. Que además le va a permitir seguir haciendo ruido durante una buena temporada más. Sobre todo gracias al servicio PS Plus, con el que puedes seguir disfrutando con la consola sin un gran desembolso. No cabe duda que, a pesar de todo, Sony sabía lo que hacía con PlayStation 3, y es muy posible que tenga una estrategia similar con PlayStation 4. Y nosotros más que contentos oiga.

Especial Playstation 20º Aniversario:

Artículo relacionado