¿Está Squall muerto en Final Fantasy VIII?

¿Está Squall muerto en Final Fantasy VIII?

En GTM nos cuesta mucho reprimir nuestros impulsos homicidas. Es por eso que os sorprendemos asesinando a los personajes más emblemáticos del mundillo de tanto en tanto. Además… ¿A quién no le gusta leer teorías extravagantes mientras desayuna? Pues eso.

[dropcap size=big]F[/dropcap]inal Fantasy VIII es una de las entregas más controvertidas de la saga. Alabada por su ambientación decididamente futurista, y su excelente nivel de diseño de personajes y escenarios. Reprobada por su ridículo sistema de combate y algunos tics argumentales dignos de culebrón venezolano: Carne de debate con opiniones muy enérgicas tanto a favor como en contra.

Lo que resulta indiscutible es que hablamos de una de las iteraciones más populares de la franquicia, así como uno de los juegos-insignia del catálogo de Playstation. Razón que sin duda ha contribuido —junto con su retorcido argumento— al origen de todo tipo de teorías, mitos y bulos.

Antes de continuar, avisar que a diferencia del artículo que dedicamos a la hipotética muerte de Link en Majora’s Mask, aquí si que incurrimos en spoilers importantes, debido a la necesidad de diseccionar el final para cotejarlo con la teoría. Así que como diría un policía yankee… Be advised.

ff8_1

Sin más preámbulos: ¿recordais la cinemática posterior al combate contra Edea, cuando nuestros protagonistas asaltan su carroza durante la cabalgata en Deling?. En dicha cinemática —que coincide además con el fin del Primer CD—vemos como Squall es ensartado por una enorme esquirla de hielo mágico, que penetra en su pecho hasta salirle por la espalda. Nuestro taciturno protagonista ni siquiera llega a tocar el suelo antes de perder el conocimiento.

La hipótesis surge al considerar que Squall muere como consecuencia de esa herida fatal, y que el resto del juego no son si no ensoñaciones: fantasías y anhelos fabricados por su cerebro mientras su cuerpo se apaga lentamente.

Argumento Forense

Varón. 17 años. Sin patología previa de interés

ff8_7Ingresa con herida incisa por arma blanca punzo-contundente con orificio de entrada de 7 cm en tercer espacio intercostal, línea medioclavicular. Orificio de salida de 6 cm en quinto espacio intercostal a nivel paravertebral. Trayectora oblicua con daño masivo en parénquima pulmonar derecho; posible laceración de hilio pulmonar derecho y afectación de columa a nivel de C5-6.

GCS de 5. Inestibilidad hemodinámica que no responde a reposición de volumen. Se solicita TAC de emergencia y se avisa al cirujano de guardia.

O dicho en terminos no-médicos. Chungo. Muy chungo. Aún suponiendo que el Hospital General de Deling hubiera estado a la vuelta de la esquina,  las posibilidades de supervivencia a una herida semejante equivalen a jugársela a cara o cruz con la parca. En el caso de que sobreviviera, sería casi imposible que lo hiciera sin secuelas medulares, y totalmente imposible que despertara en una prisión en el desierto sin rastro alguno de las heridas —ni una triste costilla rota—, tal y como sucede en el juego.

Sí, se lo que me vais a decir… ¿Quizás usaron una cola de Fénix en él? No… Final Fantasy VII (1997, Squaresoft) nos enseñó una dura lección: no parecen tener efecto si el éxitus se produce durante una cinemática.

ff8_5

Así pues, la hipótesis más plausible es considerar que el ataque de Edea seccionó los principales vasos del pulmón derecho, provocando una hemorragia masiva que condujo a la inevitable muerte de Squall escasos minutos más tarde. Un momento… ¿Pero no quedamos que había perdido el conocimiento en los instantes posteriores al daño?  Todo apunta a que se desmayó de puro dolor —mecanismo relativamente común en heridas tan extensas—, si bien fue la hemorragia la que acabó con su vida minutos después.

Además, la deprivación cerebral de oxígeno, así como el «chute» natural de endorfinas que suele darse bajo este tipo de circunstancias, explicarían las alucinaciones y desvaríos que se van articulando de forma más o menos lógica, y dan lugar a lo que presenciamos como el resto del juego. O lo que es lo mismo: a partir del CD2, todo lo que vemos sucedería dentro de la cabeza de Squall.

Argumento comparativo

No hay que ser un lince para darse cuenta que entre el primer y el segundo CD se dan no uno, si no varios puntos de inflexión en el desarrollo del juego.

ff8_2Hasta ese momento —y quitando los monstruos y la temática de ciencia ficción— Final Fantasy VIII era bastante parco con la fantasía: un desarrollo sobrio y directo para uno de los universos con mayor coherencia interna de la saga. ¿Cómo es qué a partir del CD2 todo se va volviendo cada vez más extraño y enrevesado? Llegamos a asaltar una base de misiles, una ciudad futurista, el espacio, e incluso anomalías espaciotemporales. Hasta ese momento lo más extravagante que habíamos hecho era abordar un tren presidencial instigados por unos terroristas amateurs. Que vale… puede que no sea la actividad más cívica y/o sensata del mundo, pero comparado con todo lo que vivimos tras la muerte de Squall en Deling, queda al nivel de una excursión de fin de semana.

Las relaciones entre personajes también dan un giro de 180 grados, coincidiendo con el cambio de disco. El caso más llamativo es el de Rinoa, que durante todo el CD1 no para de suspirar por Seifer y pasar olímpicamente de Squall. Desde el comienzo del CD2 olvida de Seifer de golpe y pasa a estar locamente enamorada de nuestro locuaz protagonista. ¿Casualidad? Elija la opción más probable:

  1. En el mismo viaje entre Galbadia y la Prisión que curó mágicamente las heridas de Squall, pasó algo entre los dos personajes… algo propio de novela de Stephanie Meyer.
  2. El cerebro de Squall fabricó una historia romántica de forma inconsciente y para su propia satisfacción. Probablemente influenciada por sus propias carencias afectivas y su miedo al rechazo. Esa historia parece ser importante para él, pues toma un papel central durante toda su fabulación. ¿Por qué Rinoa? Quizás estaba realmente enamorado de ella… o quizás solo le caía a mano.

Argumento Narrativo

A lo largo del desarrollo, el propio guión del juego nos va lanzando puyas que podrían reforzar la teoría. Las citas presentadas son traducidas de la versión inglesa, por lo que podrían existir leves diferencias respecto a como aparecen en la versión oficial en castellano.

Algunas evidencian una cierta ansiedad o miedo a morir expresado en palabras del protagonista:

ff8_3

«Algún día estás destinado a perderlo todo. Todos se marcharán de tu lado. ¿Y qué te quedará? Nada. Nadie. Es tan trágico… Y es inevitable.»

«Ellos… si muero… ¿también hablarán así de mi? “Squall era esto y era aquello”¿Usando el pasado y diciendo lo que quieran? Así que en eso consiste la muerte… ¡No para mí!¡No lo permitiré!»

Esta frase del tramo final del primer CD, resulta irónica leída en perspectiva:

«Puedes pensar lo que quieras… la realidad no es tan amable. No todo termina como nos gustaría que terminase, es por eso que… mientras no tengas demasiadas esperanzas, puedes soportar cualquier cosa. Sentirás menos dolor. En cualquier caso, lo que los demás quieran no es asunto de mi incumbencia.»

El pesimismo de Squall, es fácilmente aplicable al abrupto final de su yo del futuro. Consejo o burla, pero encaja perfectamente con el contexto. La siguiente pista son las frases que repite Artemisa durante la batalla final:

«Reflexiona sobre tu… infancia. Tus sensaciones… tus palabras… tus emociones. El tiempo… no te va a esperar. No importa…. lo fuerte que lo sujetes. Se te escapa…»

Palabras abstractas y con muchos significados posibles. Pero si que apuntan sospechosamente al hecho de que el tiempo de Squall está a punto de escapar de sus manos.

Argumento Final

Quizás el argumento más persuasivo es la interpretación que le demos al final del juego. Justo después de la última batalla, Squall se haya extraviado en un punto concreto del espacio-tiempo que parece una especie de desierto envuelto en niebla… O esa es la teoría que nos propone el juego. ¿Pero es lo que sucede en realidad?

Si partimos de la base de que esa batalla nunca existió en la realidad y forma parte de la fantasía del moribundo, podríamos correlacionarla con el momento de agitación previo a la muerte. En otras palabras: los supuestos fenómenos temporales e imágenes inconexas y que presenciamos, no es si no su cerebro claudicando ante la extrema privación de oxigeno.

Durante esa «recta final» hacia el otro barrio sueña con Rinoa, recuerda algunos momentos fabricados por su propia imaginación, pero no de forma consistente, si no en una especie de fragmentos que se van volviendo más defectuosos y caóticos a medida que el reloj avanza en su contra.

ff8_6Si que podemos observar algunos simbolismos claros. Como por ejemplo una Rinoa que aparece con el rostro desdibujado, como si se fuera difuminando poco a poco en la memoria —O quizás para expresar que no era la Rinoa real, si no la que imaginó—.

El propio Squall aparece sin rostro durante un instante. Dado que las facciones se asocian inequívocamente al concepto de identidad. Podría ser una metáfora de despersonalización que experimenta el personaje… o también una manera de expresar que ha dejado de existir físicamente.

Se considera que el momento exacto en que se produce la muerte sería cuando aparece un primer plano de una pluma blanca, y esta toca el suelo.

¿Qué sucede después? El consenso general es que el juego muestra una representación metafórica del mismo concepto de «paraíso» propio de las grandes religiones monoteístas. Una especie de fábula basada en dichas tradiciones y que permite un final feliz, aunque en realidad no pasaría de pura licencia poética para los no creyentes. El desierto se trasforma en prado, la niebla en luz, y todos tan contentos.

Si alguien necesita una prueba más de que el final no sucede en la realidad os la puedo dar en dos palabras: Squall sonriendo. Si eso no es más inverosímil que toda la teoría junta, que venga Sakaguchi y lo vea…

Conclusión

ff8_4

Francamente, no me creo esta teoría. Si la he desarrollado es porque la considero entretenida, y siempre es interesante revisitar juegos tan míticos para estudiar nuevas perspectivas. Pero al margen de ello: muchos de los razonamientos están cogidos por los pelos, y la simple casualidad podría explicar otros tantos. En GTM no nos va la desinformación, ni servidor el que aquí firma es pariente de Iker Jiménez. Con la verdad por delante y que valga como disclaimer.

Dicho lo cual. La teoría si que tiene puntos donde podríamos profundizar bastante. Sobre todo si quisiéramos analizar simbolismos alternativos en el tramo final, darían mucho juego. Otra teoría que muchos habréis escuchado —respecto a la identidad real de cierta chica— es no menos divertida y bastante más sólida, así que os invito a buscarla si os habéis quedado con ganas de más.

Al margen de gustos y preferencias personales, Final Fantasy VIII tiene una estructura narrativa en la que casi todo el peso de la trama recae sobre el protagonista, siendo el resto de miembros del grupo poco más que su comparsa. Esta decisión de diseño, acertada o no, marca distancias argumentales con el resto de la saga, y también favorece que aparezcan teorías como esta.

Y ahora os preguntamos en vuestra sabiduría, lectores… ¿Se os ocurre algún otro personaje al que matar?¿O alguna teoría de cualquier tipo que querais ver desarrollada? Las sugerencias son bienvenidas en los comentarios.

Artículo relacionado