Una teoría vincula al hijo de Kratos con el dios nórdico Tyr