Opinión sobre Castlevania: Lords of Shadow 2

Opinión sobre Castlevania: Lords of Shadow 2

Castlevania: Lords of Shadow 2 ha sido uno de los juegos más polémicos que ha salido al mercado últimamente. Muchas son las opiniones respecto a este juego, las notas y la valoración del mismo varían desde muy malas por parte de las revistas y páginas profesionales inglesas y americanas hasta las muy buenas opiniones de las, casualmente, revistas y páginas españolas. Yo también quería sumar una más a la gran y dispar lista de opiniones, aquí tenéis una humilde opinión de un servidor sobre este juego.

Muchas de las valoraciones, tanto positivas como negativas, se basan en la comparación de este Castlevania con los primeros juegos de la saga. Personalmente, prefiero analizar el juego en sí mismo que comparándolo con ningún otro juego. Porque, evidentemente, huelga decir que el hecho de controlar a un Drácula que parece buena persona, que no tiene poderes de transformación ni ninguna de las habilidades propias de este genocida de la Humanidad, que ama a su familia –y parece que a los seres humanos– por encima de sí mismo y que es capaz de trabajar al lado de un miembro de la familia Belmont es, en sí mismo, un insulto para los amantes de la saga.

Después del éxito de Castlevania: Lords of Shadow, su secuela nos relatará una historia en la que, en el papel del bondadoso Drácula, tendremos que luchar contra Satán. Hasta aquí parece un argumento decente, pero después del prólogo –que por cierto, es sin duda lo mejor del juego- nos encontraremos una historia que no engancha en ningún momento, mal relatada y muchas veces inconexa. Viajaremos entre una moderna ciudad a la que tendremos que librar de una extraña horda de infectados por un gas verde y los recuerdos de nuestro propio castillo. Otro de los problemas de la historia son los giros sin sentido que da, y que nos desviarán durante varias horas para conseguir recuperar un poder o un arma bajo la premisa de un motivo absurdo. Un claro ejemplo de esto es el momento en el que una verja –sí, sí, una simple verja de alambre- le impedirá el paso al poderoso Drácula; algo que a muchos hombres normales no les impediría el paso en un caso de necesidad… se lo impide a un ser como el terrible vampiro. Para solventar este gran conflicto tendremos que viajar a nuestro castillo para derrotar a una señora de los vampiros y adquirir el poder de transformarnos en niebla y superar el obstáculo.

Castlevania: Lords of Shadow 2

Dejamos la historia de lado y vamos a ver el que dicen que es el punto fuerte del juego: El combate. De nuevo, no puedo estar más en desacuerdo con las opiniones que circulan sobre el juego. El combate es normal, es un hack and slash, hay enemigos y los matas. Podremos “elegir” entre tres armas: los famosísimos látigos de sangre del Conde Drácula, una espada azul y unos puños de fuego; y digo elegir entre comillas porque las dos últimas armas solo se pueden usar temporalmente mientras tengamos energía. La espada la utilizaremos para recuperar vida y será el arma que veremos en todas las cinemáticas y con la que ejecutaremos a los enemigos, y los puños de fuego que sirven para romper los escudos y las protecciones de nuestros adversarios. Para mejorar nuestras armas, tendremos que usar todas las habilidades –nos gusten o no– para llegar a cierto número de usos de las mismas y poder aplicar así la maestría conseguida para aumentar el daño de las armas; cabe destacar el hecho de que el látigo de sangre, el arma que más podemos usar, es la que menos habilidades tiene y además son prácticamente las mismas que en Castlevania: Lords of Shadow. También tendremos otros objetos, como escamas de dragón o huevos de cóndor que nos permitirán realizar un ataque destructivo y buscar objetos respectivamente y, por supuesto, las típicas pociones para recuperar vida. Lo malo en este aspecto, es que el juego es muy fácil, incluso jugándolo en difícil, el nivel de dificultad es mínimo y no necesitaremos las mejoras ni las habilidades para derrotar a los enemigos. Estos son fáciles de derrotar, tienen pocas habilidades y repetitivas, son feos, poco originales y en los jefes se repite en casi todos la mecánica de congelar una parte de su cuerpo para poder matarlo. Como parte positiva, tengo que decir que lo mejor del combate es que tenemos cámara libre y podemos disfrutar de un buen movimiento durante los enfrentamientos.

Otra rama del combate y del desarrollo del juego son los momentos en los que el gran Conde Drácula, sanguinario y asesino por naturaleza, y capaz de derrotar al mismísimo Satanás, tiene que hacer uso del sigilo para superar unas zonas en las que hay guardias de seguridad. Las modernas instalaciones de la farmacéutica en la que Drácula se tendrá que infiltrar están custodiadas por una serie de bigardos más poderosos que Satanás; ya que nos pueden matar de un tiro con una gigantesca arma biónica que hace las veces de brazo y son “inmortales”, puesto que solo podremos matarlos colocándonos a su espalda y poseyéndolos para, transformados en su sangre, matarlos desde dentro, cosa que solo podremos hacer con algunos de estos guardias. En otras zonas, tendremos que convertirnos en uno de los más poderosos seres de la noche, la rata, para morder cables y abrirnos paso por las instalaciones. Y para rematar el asunto; estas zonas están mal planteadas, son aburridas y solo tienen una solución posible.  Más allá de las simples zonas de sigilo, llegamos a encontrarnos con un jefe del que tendremos que huir en una especia de ruinas con hojarasca por el suelo, que alertarán al jefe si las pisamos. Lo peor de todo, es que esta fase de sigilo está totalmente injustificada ya que, justo después de esa pantalla, nos enfrentaremos al jefe en las mismas condiciones en las que nos habríamos encontrado en las ruinas, no aumenta nuestro poder ni disminuye el suyo, pero Drácula ya se ve capacitado para matarlo –yo tampoco lo entiendo-. Sinceramente, me gustaría saber quién es el genio al que se le ocurrió la genial idea de poner sigilo en un Castlevania… y más allá, en un hack and slash, es totalmente absurdo.

Castlevania: Lords of Shadow 2

En cuanto a gráficos, el juego se ve muy bien; sobre todo en el castillo, porque la ciudad es bastante fea e inviable para un ser humano corriente, ya que los obstáculos que tenemos que superar son imposibles para cualquiera. Por lo que respecta al protagonista, su pelo está dividido en unas capas que se mueven de manera un tanto extraña y la expresión de su rostro es muchas veces incierta y poco expresiva. Por último, el sonido es, para mí, lo mejor de este juego, no es una gran composición musical, al contrario que en Castlevania: Lords of Shadow, pero es decente.

Creo que mi opinión sobre este juego ha quedado bastante clara, y es innecesario decir qué nota le pondría y de parte de quién estoy. La verdad es que me gusta mucho la saga Castlevania y disfruté realmente con Castlevania: Lords of Shadow, pero su secuela ha sido una autentica decepción; quizá porque esperaba demasiado, quizá porque el juego carece de personajes carismáticos, el plataformeo es excesivamente sencillo, ya que el camino está señalado y no hay desafíos, los puzles no son muy numerosos y sí muy simples, las zonas de sigilo son el peor invento que se le podía haber metido a un juego de este estilo, etcétera. La verdad es que el juego prometía y el prólogo tenía mucho futuro pero, tristemente, el prólogo es lo único que me gustó del juego ya que, justo cuando éste termina, un robot gigante de metal ataca tu castillo y Drácula dice, sin ningún tipo de coherencia, lógica o sentido, una de las mejores frases de la saga: “Qué es un humano si no un miserable montón de secretos”

Todavía me dejo varias cosas en el tintero, pero creo que es suficiente, además serian cosas más subjetivas. Después de tanto criticar el juego, intentando ser objetivo y poniendo ejemplos y detallando cuáles son los fallos y por qué los considero como tales, me gustaría decir algo bueno de Castlevania: Lords of Shadow 2 y tengo que romper una lanza a favor de los voluminosos pechos de Carmila.

Castlevania: Lords of Shadow 2

Texto por Montxo Nuez

Artículo relacionado