Primeras impresiones – Lara Croft y el Templo de Osiris

Primeras impresiones – Lara Croft y el Templo de Osiris

Tomb Raider y Lara Croft. Una unión indisoluble en el mundo del videojuego.

Sus primeras entregas con aquellos entornos tridimensionales sorprendieron a propios y extraños, vendiéndonos una aventura próxima a las del famoso arqueólogo encarnado por Harrison Ford, Indiana Jones. La búsqueda de tesoros por parajes exóticos mientras resolvíamos puzles y acabábamos con los peligros que nos acechaban desde todos los rincones eran marca de identidad de nuestra querida Lara. Pósters en las marquesinas de los autobuses, contratar a modelos para promocionar los juegos… Todo valía para dar a conocer a la arqueóloga más famosa del mundo de los videojuegos. La máquina de marketing no paraba ni un segundo, lanzando películas protagonizadas por Angelina Jolie o cómics que seguían las aventuras de la heredera de la familia Croft. Pero todo lo bello tiene un final y éste fue Tomb Raider The Angel of Darkness (Core Design, 2003), el paso de Lara a los circuitos de PlayStation 2. La acogida fue más bien fría, criticando sus controles, gameplay y sistema de combate. Tomb Raider fue condenado al ostracismo. Core Design fue apartada de su desarrollo y éste pasó a Crystal Dynamics, creadores de la franquicia Legacy of Kain.

khepri-boss-1402335553_t5kb-600x337

La acogida de Tomb Raider The Angel of Darkness fue más bien fría

Los siguientes juegos, Tomb Raider Legend (Crystal Dynamics, 2006), Tomb Raider Anniversary (Crystal Dynamics, 2007) y Tomb Raider Underworld (Crystal Dynamics, 2008), fueron buenos títulos pero no llegaban a la excelencia de sus predecesores. El siguiente paso era meter la franquicia en el frigorífico de los proyectos congelados o darle una vuelta de tuerca que volviera a llamar al gran público. La respuesta no se hizo esperar: Square Enix lanzó en 2010 Lara Croft and the Guardian of Light (Crystal Dynamics, 2010), una especie de spin-off donde la jugabilidad clásica de la franquicia cambiaba para presentarnos una perspectiva isométrica, un enfoque orientado a la acción -dejando un poco de lado los puzles- y la inclusión de un modo cooperativo. Público y crítica Lara-Croftapoyaron esta nueva aproximación a la famosa arqueóloga, que veía cómo su figura resurgía de las cenizas, ayudada también por el reciente reboot, Tomb Raider (Crystal Dynamics, 2013). Square Enix vio el filón de oro que suponía esto. En el E3 2014, anunció la secuela del reboot de Tomb Raider, Rise of the Tomb Raider, y la continuación de aquel spin-off, Lara Croft y el Templo de Osiris (Crystal Dynamics), el cual hemos tenido ocasión de probar recientemente.

Si en Lara Croft and The Guardian of Light la trama nos llevaba hasta la cultura azteca, en Lara Croft y el Templo de Osiris, la historia principal recrea el mito del asesinato de Osiris por el dios Seth, quien le raptó y descuartizó. En el mito original, la esposa de Osiris, Isis, va en busca de su esposo tras su desaparición ya que si consigue reunir todas las piezas del cuerpo del dios asesinado, este podrá volver a la vida. El mito de Osiris era uno de los más importantes, sino el que más, para los egipcios. Respecto a Tomb Raider, Egipto es uno de los enclaves más queridos por los seguidores de la saga y, sin duda, un lugar apasionante y con un grandísimo atractivo.

En esta nueva entrega, podremos ver a una Lara más clásica que en otras versiones, al estilo del personaje diseñado para los primeros títulos. Nosotros jugamos al modo cooperativo de la versión de Playstation 4 y, respecto a los gráficos, se aprecia una gran mejora respecto a la anterior entrega, sobre todo en el nivel de realismo tanto de personajes como de escenarios gracias a que se muestra a 1080p y 60fps constantes. Gran parte del merito se lo lleva el nuevo motor diseñado por Crystal Dynamics llamado The Foundation Engine, además de su exclusividad para la next-gen.

Slid-Lara-Croft-and-the-Temple-of-Osiris1-600x129

Pero la gran novedad del juego es la posibilidad de jugarlo en modo cooperativo con cuatro jugadores, ya que en The Guardian of Light sólo podía unirse un amigo a nuestra aventura. Los cuatro personajes que se podrán controlar en este modo serán la famosa Lara Croft, su compañero, el arqueólogo Carter, la diosa Isis y el dios Horus. En Lara Croft y el Templo de Osiris los controles son los mismos que en su predecesor y las posibilidades, similares. No obstante, cada personaje posee su propia habilidad y atributos que resultan complementarios, por lo que es de suma importancia que los jugadores colaboren entre ellos para solucionar los diferentes puzles que se vayan presentando a lo largo de la travesía.

En cuanto a las posibilidades armamentísticas presentes en el juego, Lara y Carter tendrán las clásicas pistolas, mientras que los dioses Isis y Horus podrán utilizar las ondas de energía deLara-Croft-y-el-Templo-de-Osiris-Lara-515x900l enigmático bastón del dios Osiris para atacar a los rivales y solucionar algunos puzles. Además, las ondas de energía de ambos dioses podrán ayudar a Lara y a Carter a subir a alturas más elevadas donde no haya la posibilidad de utilizar el gancho, o crear un escudo improvisado para evitar las mortales trampas. No obstante, irán apareciendo más armas para Lara y Carter como la ametralladora a medida que avancemos. Las bombas también vuelven en este juego y serán muy prácticas para eliminar de un plumazo a una gran cantidad de enemigos, sobre todo cuando estos nos cercan y no nos permiten movernos. Otros objetos que nos servirán en el viaje serán la linterna y el práctico gancho. Mientras que este último ya lo conocíamos de The Guardian of Light, la linterna -objeto que usará Lara ya que Carter posee una bengala- es una novedad y nos permitirá iluminar objetos y zonas oscuras. Respecto a los puzles, la mayoría de los que nos encontraremos en nuestro camino se basan en combinar adecuadamente distintos elementos para abrir una puerta o activar algún mecanismo, siendo siempre fundamental la ya mencionada colaboración entre los jugadores.

En el modo cooperativo de Lara Croft y el Templo de Osiris, los escenarios se adaptan al número de jugadores que haya

Otra de las novedades de Lara Croft y el Templo de Osiris es que en el modo cooperativo los escenarios se adaptan al número de jugadores que haya: es decir, no se tratará del mismo escenario si jugamos dos, tres o cuatro jugadores, ya que cambiarán el número de enemigos o interruptores existentes para resolver el puzle. Esto hace que el juego sea perfectamente jugable en solitario ya que, cuando no tengamos compañeros, será Lara la que porte el bastón de Osiris, pudiendo superar los obstáculos por ella misma. De esta manera, no necesitaremos la ayuda de nuestros amigos pero debemos destacar que el punto fuerte de Lara Croft y el Templo de Osiris está en el modo cooperativo. Por otro lado, en esta entrega también vuelven los objetos coleccionables: tanto las gemas como las calaveras rojas, anillos y otras alhajas. Estos objetos nos ayudarán a potenciar las habilidades de los personajes, haciéndolo algunos de forma individual o afectando a todo el grupo. Al final de cada nivel del juego, nos encontraremos con una sala de recompensas en la que cada jugador podrá abrir un cofre con regalos totalmente aleatorios que pueden ir desde las gemas hasta skins para los protagonistas. De esta manera, se añade un componente de looteo y una competitividad para ver quién se hace con los objetos más rápidamente.

Screenshot-Lara-Croft-y-el-Templo-de-Osiris-600x182

Para los que tengan afán de explorar todos los recovecos de las ruinas que exploraremos, en Lara Croft y el Templo de Osiris será posible explorar a nado ciertas estancias, si los cocodrilos que rondan alrededor de ellas nos lo permiten. Una adición que, aunque es menor, esperemos que permita aumentar la amplitud de los escenarios que atravesemos en nuestra aventura.

Por otro lado, los enemigos del juego también han sido extraídos de la mitología egipcia, por lo que podremos enfrentarnos a hordas de enormes escarabajos o cocodrilos gigantes que serán difíciles de abatir. Los jefes finales también estarán inspirados en el Antiguo Egipto, como el díos Khepri que podemos ver en la captura inferior -aunque en la prueba, no pudimos enfrentarnos a él-.

Como hemos podido ver, Lara Croft y el Templo de Osiris incluye desafíos que se apoyan en los tres pilares de la saga de Lara Croft: combate, plataformas y aventura. Gracias a estos tres ingredientes, el jugador se verá envuelto en una experiencia cooperativa pero a la vez competitiva, mientras hace su travesía por la tierra de los antiguos faraones. Por otra parte, el estudio está contemplando la posibilidad de que los jugadores puedan traspasar los datos y logros de la partida creada en The Guardian of Light para que podamos insertarla en esta nueva entrega que continúa la saga. Respecto a si el juego tendrá contenido descargable, Square Enix ha anunciado hace unos días el Pase de Temporada que incluirá todo el futuro contenido adicional. Entre ello, podremos encontrarnos con trajes adicionales o nuevas aventuras en tumbas perdidas, nuevos objetos y amuletos únicos así como armas inéditas.

Lara Croft y el Templo de Osiris saldrá a la venta el 9 de diciembre para Playstation 4 y PC. El juego tendrá una edición coleccionista que contará con múltiples objetos exclusivos, entre los que se encuentran una figurita de Lara de 8 centímetros, un artbook con materiales conceptuales, un mapa plegable del mundo y el Pase de Temporada tanto para PC como para PS4. Por otro lado, Square Enix ha comentado que no han querido editar el juego en la pasada generación debido a que su objetivo era centrarse en la nueva generación y en PC. No obstante, advierten de que escucharán el feedback de la comunidad y estarán atentos a una posible demanda del título para otros formatos. Todavía tendremos que esperar un poco para ver si Lara Croft y el Templo de Osiris aúna todas aquellas cosas que hicieron grande a su predecesor. El problema es que ahora no nos encontramos con la guardia baja como con The Guardian of Light. Crystal Dynamics debe sacar lo mejor de si mismo para convencernos que Lara ha vuelto y está aquí para quedarse. ¡Larga vida a Lara Croft!

Texto por Marina Díez 

Artículo relacionado