Recordando a The Elder Scrolls IV: Oblivion

Oblivion
Artículo anterior¿Por qué no Rare?