Microsoft no dejará las consolas tras el lanzamiento de Project Scorpio